Google+ Followers

sábado, 10 de diciembre de 2011

Conductores picnolépticos

En la historia de la filosofía, no pocos pensadores han dedicado sus reflexiones al concepto de la distracción como aquel fenómeno que afecta a la duración (tiempo) inconsciente de las persona. Distracción, del latín distractĭo, es la acción y efecto de distraer. Hace referencia a entretener, divertir o apartar la atención de alguien de aquello a que la aplicaba o a que debía aplicarla.
En el ámbito, del tráfico también ocurre lo mismo. Según datos de la DGT, las distracciones al volante causan un 39% de los accidentes. De todos los agentes facilitadores de la distracción del conductor, el uso inadecuado del móvil ocupa el centro del podium. Y con frecuencia se nos olvida o desconocemos que hablar por el móvil o marcar un número durante la conducción, puede aumentar entre 5 y 10 veces la posibilidad de sufrir u ocasionar un accidente de tráfico.
Las distracciones se constituyen en un gran factor de riesgo no percibido. Se producen por el déficit de atención del conductor y, como consecuencia inmediata, ocasionan un retraso en la obtención de la información y en la toma de decisiones necesarias para conducir de forma segura. La falta de atención en el conductor sucede porque algún objeto o persona desvía su atención de la tarea que debe ejecutar con precisión. El origen puede estar en el interior del vehículo o en las propias acciones rutinarias del conductor: encender un cigarro, ajustar la radio, responder a una llamada, marcar un número de teléfono, buscar algo, consultar el mapa o navegador,…
Pero también, la causa puede deberse a los elementos distractores externos, como poden ser las condiciones meteorológicas, los carteles de publicidad o de las obras, el propio paisaje o simplemente ir pensando en las musarañas que originan las ausencias mentales sobre la realidad.
La distracción, por lo tanto, es algo que atrae la atención. Cuando alguien se distrae, deja de prestar atención a algo y la deriva hacia el nuevo punto de interés. Hay distracciones buscadas adrede, distracciones inofensivas y distracciones con consecuencias que pueden ser muy peligrosas. Esas ausencias o distracciones, voluntarias o no, Paul Virilio las denomina picnolepsias como aquellos tiempos ausentes (inconscientes) donde nada ocurre, que los sentidos no perciben y que el sujeto no es consciente de que hayan ocurrido. Si pensamos detenidamente sobre nuestros niveles de atención cuando conducimos, nos daremos cuenta de que las ausencias mentales o faltas de atención son más abundantes de lo que nos creemos. Solemos tener distracciones inconscientes, desvíos de atención, momentos perdidos… que nos llevan a considerar que en varios tramos del viaje hemos estado conduciendo por inercia pero no por consciencia.
Los conductores picnolépticos han de fundamentarse en la prevención, referida a las acciones para evitar que se produzcan actividades distractoras o tiempos perdidos de inconsciencia. Una buena estrategia es potenciar la concentración, para centrarse, de forma excluyente, en la tarea de conducir, evitando realizar cualquier otra actividad. Otra se basa en practicar la anticipación o capacidad de contextualizar debidamente la situación en la que se conduce y los cambios que pueden producirse, incluidos los derivados del comportamiento de otros conductores. Así pues, la prevención, la atención y la anticipación pueden favorecer los estados de consciencia del conductor picnoléptico y, de este modo, jugar un papel importante para la Movilidad Segura aplicándose a la tarea de conducir.

martes, 6 de diciembre de 2011

¿PAGAR POR UTILIZAR LAS AUTOVÍAS?

A estas alturas del final del annus horribilis, pero no así de la crisis que nos acogota, las sorpresas y amenazas de recortes económicos y sociales no cesan. Lamentablemente ya nos estamos acostumbrando a aceptar que necesitamos más de lo mismo y los pobres ciudadanos de a pie, que nada tuvimos que ver con el desastre, no ganamos para sustos. Por si fuera poco, la verdad sea dicha de paso, poco más podremos ajustarnos el cinturón, porque de seguir así terminaremos todos escuálidos y famélicos, sin trabajo, sin sueldo y sin nada que comer, pues todo se lo llevarán los impuestos y los recortes para subsanar el déficit que ocasionaron otros.

En este sentido, menudo revuelo ha despertado la misiva lanzada por Federico Fernández (subdirector general de la DGT ) cuando en las Jornadas de la Asociación Española de Carreteras, celebradas en Madrid el último fin de semana de noviembre, le dio por decir, así como el que no quiere la cosa, que construir, ordenar y gestionar las carreteras españolas no será gratuito. Poco tardaría el Director General de Tráfico en darle un soplamocos, al afirmar que lo dicho por el subdirector no "refleja" la opinión ni la forma de trabajo del organismo público, sino que son "unas declaraciones de un funcionario en un encuentro técnico con empresas, pero nada oficial".
Pero el revuelo del globo sonda no ha dejado a nadie indiferente, a no ser a la propia Asociación Española de Carreteras, que ha guardado silencio pese a que sus objetivos de gestión de las carreteras persiguen que sea avanzada, eficiente y moderna. Y ya se sabe que el que calla, otorga por que en ello va el beneficio.
Por el contrario, desde las autopistas, las asociaciones de automovilistas y los defensores de los usuarios, ya han dejado claro que en la actualidad, el propietario de un vehículo a motor ya tiene que pagar hasta veinte impuestos diferentes y, en consecuencia no han dudado en calificar la medida como "inviable" e "injusta". Vamos, que se trata de una buena navajada trapera a la ciudadanía.
También en diferentes foros, las manifestaciones de los ciudadanos se han expresado sin pelos en la lengua. Porque la ciudadanía está hasta las mismísimas narices, harta de presiones y recortes absurdos. Algunas de las lindeces recogidas se han vertido en las redes sociales, porque medidas de este tipo no solamente afectan a la cartera de los usuarios. Además deja resentirse al turismo, al mundo empresarial, a los transportistas… y sobre todo, a la seguridad vial, pues, como siempre, los más afectados nos veremos obligados a utilizar las carreteras por no poder pagar las autopistas y autovías. Porque la Movilidad Segura es cara y los que no tienen poder adquisitivo no les quedará otra alternativa que optar por arriesgar diariamente su vida o la posibilidad de sufrir más accidentes y más sanciones en la medida que se alejen de autopistas y autovías. Y es que al perro flaco, todo se le vuelven pulgas.
Pero estimo, porque precedentes ya tenemos, que con "esto de la crisis" los políticos encontrarán caldo de cultivo y razones más que de peso y solvencia para cobrar impuestos directos e indirectos de donde puedan, porque lo importante es zanjar la deuda que ellos mismos han generado. Y no siempre el fin justifica los medios. Por eso no es de extrañar que, pese a la eliminación contundente del mensaje inicial y de haber matado al mensajero, el tema se retome y lleve a efecto, más pronto que tarde, pues nada más tenemos que ver el ejemplo de nuestros buenos vecinos los portugueses. Porque cuando el río suena, agua lleva y cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar.
El problema es que hay que gestionar ese dinero de forma eficiente y no vale decir que lo recaudado se utilizaría para la mejora de las carreteras, como en su día se dijo que el dinero de las sanciones iría a parar a Educación Vial, pero que nunca se llevó a efecto. (M. Castaño, 6-12-2011)

miércoles, 23 de noviembre de 2011

MOVILIDAD REDUCIDA VS. MOVILIDAD SEGURA

El uso de vía pública y de los medios de transporte, debería constituir, hoy en día, un derecho fundamental para la movilidad segura y la calidad de movimiento de todos los ciudadanos.
No obstante, pese a los grandes avances conseguidos en la última década, en cuanto a normativa, señalización y tecnología, el colectivo de personas con movilidad reducida encuentra todavía serias e importantes dificultades en el acceso a determinados lugares y vehículos. Pero, fundamentalmente, topan con una falta de comprensión y respeto por parte de algunos usuarios, que ocasionan cierta inseguridad en sus desplazamientos como peatones, viajeros o conductores.
Conviene destacar que el término de movilidad reducida no sólo ha de hacer referencia a los discapacitados permanentes de mayor nivel de dificultad, como son las personas que tienen lesiones físicas, sensoriales psíquicas o mentales. A este grupo de personas podemos añadir otros muchos, de carácter temporal, como puede ser las mujeres embarazadas, las personas de mayor edad o aquellos que ocasionalmente sufrimos una enfermedad o lesión que nos incluye en el grupo, aunque sea con carácter temporal movilidad reducida. Ponerse en el lugar del otro ayuda a comprender mejor las cosas y situaciones.
Quisiera poner uno ejemplo, de los muchos casos viales que uno se encuentra en cualquier ciudad. Recuerdo, hace ya algunos años, que un día me topé con una mujer que iba en su silla de ruedas. En las manos llevaba varias cartulinas amarillas, de tamaño más bien pequeño, y comprobé cómo las dejaba debajo del limpiaparabrisas de un coche que estaba aparcado encima del paso de peatones. Como su quehacer me llamó la atención, me acerqué picado por la curiosidad y le pregunté qué ponía en el texto y por qué lo hacía. En el texto decía, dirigiéndose al conductor infractor y maleducado, que era una persona en silla de ruedas y que su mal hacer le impedía cruzar la calle. Que, por favor, no volviera hacerlo para no malestar a nadie más. Me dijo que lo hacía por ella y por todos los que, como ella, tenían alguna dificultad de movimiento.
Quizás, este ejemplo nos aliente a ampliar horizontes y miras para poder comprender a quienes tienen cierto grado de discapacidad, respetando sus derechos y facilitando la libertad y seguridad en sus movimientos. Porque, muchas veces, esa falta de comprensión, de saber pensar y ponerse en el lugar de los demás es quien impide la movilidad segura.
De por sí, bastante les complica la vida la fatal colocación del mobiliario urbano (farolas, bordillos, bancos, papeleras, cabinas, postes de anuncios, obras…), como para que venga algún energúmeno a complicar aún más la existencia, aparcando donde no debe o corresponde. ¡Qué manera de facilitar la tarea a estas personas si todos cumpliésemos con las normas y demostrásemos que somos respetuosos, solidarios y garantes de la movilidad segura para todos los que la tiene reducida!

lunes, 14 de noviembre de 2011

DE PEATONES Y CICLISTAS

Constamos que el tema de las sendas para bicicletas en el ámbito urbano, en muchas de las ciudades españolas, se ha pasado de la inexistencia a la sobredosis. Y además, se ha hecho de forma poco racional ylo de `sobredosis` hace referencia a los malos trazados de las mismas.

Las carencias del mal diseño y ejecución está despertando ciertas situaciones de conflicto, resticciones y falta de convivencia entre los ciclistas y los peatones, en cuanto a los derechos y obligaciones de ambos que tratan de compartir ese espacio .
Uno puede constatar situaciones de todo tipo, si observa el uso o abuso que hacen los unos y los otros, sencillamente porque no se ha tenido en cuenta los posibles conflictos que podía acarrear un mal trazado de los carriles bici.
Por un lado, los peatones se sientes invadidos, asustados y acosados; y los ciclistas incomprendidos y excluidos. Y es que, no hace falta tener mucha imaginación, para saber que el ser humano despierta sus instintos animales cuando alguien invade su territorio. Porque está mal hecho el trazado de los carriles bicis que invaden las aceras o los parques. Sobre todo porque no se ha dedicado tiempo y esfuerzo para prever los posibles conflictos, concienciar e informar a ciclistas y peatones de esas anomalías viales. Y así es como se producen los sustos, los malentendidos, las broncas o los accidentes. Y por si esto fuera poco, nos encontramos con ciclistas incívicos que circulan a toda pastilla esquivando a cuantos peatones existen en su camino, y de otros que aparcan su bicicleta atándola a los árboles, farolas o cualquier mobiliario urbano que se presenta en su camino.
También, hay peatones mal informados y maleducados a la hora de respetar los carriles bici, paseando campechanos y distraídos por ellos, solos o con niños de la mano, sin percatarse que ese espacio es de utilidad de los ciclistas, que en determinados momentos han de frenar, protestar o insultar a los que consideran transgresores de sus derechos. No estaría nada mal que todas las bicicletas urbanas llevasen incorporado el timbre anunciador de su presencia y de alerta para los peatones despistados.
Nada fácil resulta para muchos la simple tarea de repartir espacios, de respetar los derechos del otro y cumplir con las propias obligaciones. Este hecho, permite que los conflictos y situaciones de incomprensión entre peatones y ciclistas se multipliquen. En este sentido, recuerdo ahora la trifulca que presencié entre el ciclista y un abuelo que jugaba con sus dos nietos en el carril bici que cruzaba el parque donde se encontraban. El ciclista recriminó (no de muy buenas formas) la actitud del mayor, exigiendo el derecho propio a que el carril bici estuviera despejado. El abuelo, herido en lo más profundo de su orgullo, pese a ser el infractor, en vez de disculparse, se puso gallito y dio una buena lección de incivismo a sus nietos, al propinar unas cuantas voces y sabrosos insultos sobre la pertenencia materna del ciclista. ¡Faltó poco para llegar a las manos! Ambos nos dieron una lección de intolerancia y mala educación en la que el mal trazado del carril bici la propicióPorque mejor alternativa para propiciar la seguridad, la convivencia y el reparto de los espacios de los usuarios, es diseñar pistas segregadas. Pistas que, en la medida de lo posible, estén separadas las unas de las otras y no solamente por simples bolardos o marcas viales. Pero lo que está mal del todo es que las pistas estén dibujadas invadiendo espacios las aceras que en muchos de los casos, de por sí, ya son estrecha.
Seguimos valorando y reclamando más kilómetros de sendas bicis en lacidad, pero, por favor, que se hagan las cosas lo mejor posible para propiciar ese reparto de espacios, la convivencia pacífica y el respeto de los derechos y deberes de los peatones y los ciclistas.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Los partidos políticos y la seguridad vial

   Que el tema de la seguridad vial es actualidad, no cabe la menor  duda; máxime cuando se acercan las elecciones a nivel: municipal, autonómico, estatal o europeo. En todos estos casos las propuestas y promesas de mejora surgen como hongos y, por breves momentos, uno llega a pensar y creer que los siniestros y sus secuelas van a desaparecer por arte de magia.
Ante las elecciones del 20 N, las rutinas de demandas de unos y de
promesas de otros salen a la palestra y, una vez más, el tema de la seguridad vial es de máxima importancia. Tanto es así que el damos rango sistémico (como debe ser) y las propuestas abarcan ámbitos institucionales, operativos, de infraestructuras, vehículos, educación, formación, sanidad, investigación, vigilancia, control, sanción, justicia, fiscalía… Inclusive, cada vez vamos llegando más lejos en las exigencias, y desde hace unas elecciones atrás solemos incluir el tema del entorno pretendiendo una movilidad segura y además sostenible.
En el umbral de las elecciones del 20N, la actividad en materia de movilidad segura ha sido abundante. Muchos están interesados en que los partidos políticos incluyan este tema en sus programas y que el que llegue al gobierno lo haga realidad. Por este motivo, hemos visto que las Asociaciones de Víctimas de Accidentes (Lo comentábamos la semana pasada) han hecho llegar sus propuestas a los responsables de los diferentes partidos. Los mismos derroteros tomó, a primeros de este mes, la Asociación Estatal de Carreteras. Tantas y tan grandes pretensiones por unos y promesas por otros, nos puede llevar a considerar que la movilidad de personas y vehículos es un fenómeno tan complejo como importante, en el que inciden múltiples variables, incluidas las decisiones políticas que en cada legislatura asuma cada uno de los gobiernos elegidos.
Aprovechar el momento de unas elecciones para la mejora de la seguridad vial no está nada mal, porque en algún momento hay que hacerlo. Que las asociaciones de víctimas de accidentes reclamen que no se les olvide y que propongan miles de mejoras, es bueno y positivo. Que la Asociación estatal de carreteras recuerde la necesidad de inversión y mejoras de las infraestructuras y viales, tan poco está nada mal. Que los partidos políticos hayan incluido propuestas de mejoras en sus programas electorales (Con diferencias sustanciales entre unos y otros), es de agradecer. Que muchos ciudadanos estemos deseando que se incrementen las medidas preventivas como la mejor inversión,… no está nada mal en el mundo de los sueños. Pero a mí, siempre me aseguraron que el movimiento se demuestra andando. Por eso, en este momento, como en elecciones anteriores, me siento pesimista ya que presiento que es una ocasión oportunista y con visos de promesas y buenas intenciones, más que seriedad y rigor hacia la mejora de la seguridad vial. Es decir que del dicho al hecho va a existir un buen trecho que impedirá, una vez más, tomar el toro por los cuernos para conseguir el objetivo cero en los siniestros viales. Es posible que este sueño se haga realidad con el Pacto social por la movilidad segura, que implique y comprometa a todas las administraciones, partidos, sindicatos, instituciones, asociaciones que directamente están relacionados con el tema que nos preocupa y nos anime a todos y cada uno de nosotros a implicarnos, porque se trata de un tema social que a todos nos afecta. Se ha logrado mucho, pero queda más por hacer. Los partidos políticos deben alcanzar este compromiso social.

martes, 1 de noviembre de 2011

En recuerdo de las víctimas de los accidentes de tráfico

La Dirección General de Tráfico acaba de publicar un informe sobre “Las principales cifras de la siniestralidad vial en España 2010”. A bombo y platillo se resalta que tan solo se han registrado 2.478 víctimas mortales, 11.995 heridos graves y 108.350 heridos leves. Las estadísticas inciden en que entre 2001 y 2010, el número anual de víctimas mortales cayó un 55%, evitándose así 9.500 muertes a lo largo de esta década. Lo que no se dice es que, pese a estar rebajando las cifras, estas son demasiado y escalofriantes. Este informe trata de reflejar un éxito cuantitativo, a la vez que olvida lo cualitativo, pues las víctimas de los accidentes no son solamente cifras. Por desgracia esos datos encierran muerte, dolor, incomprensión y casi siempre permisión y olvido, tanto por la propia administración como por la sociedad. Tan solo las asociaciones de víctimas de los accidentes de tráfico persisten en recordarnos que es inadmisible asumir con total pasotismo y olvido lo absurdo de los accidentes y sus terribles consecuencias de quien los sufre y de sus familiares.
En este sentido, me permito tocar la conciencia ciudadana al considerar que no estaría mal que en estas fechas de recuerdo y celebraciones litúrgicas hacia los santos y nuestro queridos difuntos, encontrásemos un momento para unirnos solidariamente a los miles de personas que perdieron su vida en la carretera. Que sería adecuado y justo que expresásemos nuestros sentimientos de recuerdo, cariño y comprensión hacia sus familiares, e incluso que se nos escapase alguna oración para los que se fueron y para quienes tienen que padecer a lo largo de su vida la incomprensión de su ausencia.
Porque ¿quién se acuerda de las víctimas de los accidentes de tráfico? Raramente son noticia de los medios de comunicación, a no ser que se trate de una gran catástrofe, donde predomina el morbo; o de la muerte de algún personaje famoso, donde, además del morbo, se incrementan los niveles de venta o de audiencia. Uno llega a entender y comprender que las asociaciones que defienden a las víctimas, reclamen justicia y, en determinados momentos, hagan saltar las alarmas y reclamen a la sociedad la importancia de no sentirse solos, la conveniencia de recordar a los muertos y heridos, máxime en determinados casos ante la actitud tan cobarde de quien causó el accidente por imprudencia, abandono del reglamento, alcoholemia o cualquier otra causa. Porque estas actitudes de chulería son las que enervan a muchos ciudadanos que han vivido situaciones similares en las que han perdido un ser querido matado por alguien que conducía de manera imprudente.
Así pues, no estaría mal que en estos días tuviésemos un recuerdo muy especial para cada una de las víctimas de tráfico y diésemos apoyo y comprensión a las asociaciones que intentan recordarnos la importancia de evitar esos accidentes y de que no olvidemos a sus familiares: Stop Accidentes, DIA, P(A)T y AESLEME. ¡Qué bien que todas ellas han unido sus fuerzas para, de cara a las próximas elecciones generales, recordar a todos los partidos políticos la importancia de incluir en sus programas electores medidas preventivas de seguridad vial, continuando con la labor de concienciarnos a todos y con el objetivo de disminuir los accidentes de tráfico. Porque, como bien resaltan los propios afectados, casi 3.000 muertos y miles de heridos graves al año, aún son muchos, sobre todo si tenemos en cuenta que los siniestros de tráfico son evitables. Por tanto, se entiende que el objetivo sea de cero víctimas. Con nuestro recuerdo y apoyo a las víctimas de los siniestros viales estaremos colaborando a minimizar su dolor y a entender que la mejor manera de evitarlos es comprometiéndonos todos para prevenirlos.

lunes, 24 de octubre de 2011

IN MEMORIAM

Horacio Manso Rollán
Cuesta admitir que un ser querido nos ha dejado para siempre. Horacio, el papá de Violeta Manso (mi mujer), nos abandonó el día 21 de octubre del año 2011.
¡Qué lecciones hemos recibido a lo largo de su vida y especialmente a la hora de saber afrontar la fase última de su existencia!
La mejor cualidad que se le puede atribuir  a un ser humano es su bondad, como fruto de su calidad como persona e inteligencia, pues solo los valientes saben afrontar las decisiones de alto riesgo. El derramó siempre bondad.
Sin duda que estará en el lugar destinado a los buenos,a los legidos que supieron pasar su vida sembrando valores y buen ejemplo.
SE NOS FUE, PERO SIEMPRE ESTARÁ CON NOSOTROS

lunes, 17 de octubre de 2011

IV SEMANA NACIONAL DE SEGURIDAD VIAL EN URUGUAY

El Gobierno de Ururay, a través de la UNASEV, organiza la IV Semana Nacional de Seguridad Vial. Adjuntamos información completa de esta Agencia nacional de Seguridad Vial y del Programa de la Semana para todos los posibles interesados.
La Unidad Nacional de Seguridad Vial fue creada con el objetivo de generar la conciencia social del rol que cada ciudadano tiene como potencial para contribuir a solucionar o agravar el problema de la siniestralidad vial.
Procura contribuir a generar un cambio de la “cultura vial” del país y generar responsabilidad social, acerca del rol de las instituciones sociales públicas o privadas en el tema.
La UNASEV busca la promoción de conductas en el tránsito, basadas en los valores de preservación de la vida humana y la convivencia social, basada en derechos y obligaciones, así como el cumplimiento de las Leyes de Tránsito, ahora unificadas en todo el territorio nacional.
Con esta iniciativa se pretende asignar al ciudadano su responsabilidad como actor fundamental en el incremento de la seguridad vial del país y promover a la Unidad como ente regulador central de la política nacional de tránsito.

¡Qué cunda el ejemplo de las cosas bien hechas en esta materia!

viernes, 14 de octubre de 2011

El tribunal da la razón a Juan Carlos Toribio

Nos alegra saber que nuestro buen amigo, defensor de la Seguridad Vial y gran profesional de la Guardia Civil, ha recibido el respaldo`positivo de la justicia. Deseamos que esta sentencia, al menos, le gratifique los años que lleva de lucha, tensión e incomprensión. ¡Enhorabuena, aamigo y a seguir luchando por los ideales!
Facilitamos el enlace para mayor información.

REVISTA TRÁFICO Y SEGURIDAD VIAL (España)


Facilitamos el enlace con la revista de Tráfico y Seguridad Vial, editada por la DGT de España, por si alguien está interesado/a y no tiene hecha la suscripción interactiva. Cordilaes saludos.

Hacer clic sobre el título.

martes, 4 de octubre de 2011

Los abuelos van al cole

¿Qué sería de muchos padres y madres si no existiesen los abuelos de libre disposición? La sociedad actual, o más bien sus costumbres o necesidades, están cambiando a marchas forzadas ciertas situaciones en las relaciones familiares. Muchos dicen que como consecuencia de la incorporación de la mujer al trabajo, otros como falta de responsabilidad de algunos padres. Lo cierto es que, con relativa frecuencia, la falta de tiempo de los padres para dedicarse a los hijos la deben suplir los abuelos, sobre todo en las grandes ciudades. Los abuelos ya no están para apoyar, para disfrutar o maleducar a sus nietos. Los abuelos están asumiendo todas las tareas de los padres: los levantan, asean, alimentan, los llevan, los traen, van al médico, acuden a las tutorías, hacen los deberes con ellos, participan en todo el proceso educativo… De tal manera que en algunos centros escolares ya se ha creado la asociación de padres, madres y abuelos donde participan, votan y deciden.
Algunos niños pasan más tiempo con los abuelos que los propios padres. Los abuelos se han convertido en superabuelos al incrementarse ese cúmulo de obligaciones y responsabilidades, pues no se libran de los nietos ni los fines de semana, ni las vacaciones. Y todos sabemos que lo poco agrada y lo mucho enfada porque situaciones extremas implican que algunos abuelos no puedan disfrutar con calma y libertad de todo el tiempo libre propio de la jubilación. Responsabilizarse de los pequeños implica renunciar a muchas actividades propias de la edad, asumir cuantiosas obligaciones y enfrentarse a niveles altos de tensión, estrés y agotadoras jornadas. Al margen de si es una imposición o un placer para los mayores, que abuelos y nietos pasen tiempos juntos puede ser una experiencia muy enriquecedora para las tres generaciones, pero pasar del refrán, popular del que tenga hijos que los cuide a que a mis hijos los cuiden los abuelos, hay un gran abismo. En el cuidado y educación de los hijos, la responsabilidad mayor es tarea de los progenitores y los abuelos deben apoyar, pero nunca sustituir, porque en determinadas situaciones los abuelos tienen la impresión o certeza de que los hijos no les dejan a los nietos, si no que más bien se los tiran. Y esta debe ser la línea divisoria pues cambiar el rol de cada cual puede ser molesto para los abuelos y muy perjudicial para los pequeños.
Ante el inicio de cada curso escolar, esta situación que venimos planteando, también tiene sus reflejos en el campo de lo vial,. Me recuerda la postura de Cicerón con su lamento de o tempora, o mores, para reprochar a Catilina la corrupción de sus costumbres. Seguro que de vivir ahora también lo haría con algunas de las malas costumbres. Me refiero expresamente a la costumbre de algunos padres de responsabilizar a los abuelos de las obligaciones que conlleva el ir a buscar y traer a los pequeños al colegio y además de hacerlo de forma segura. El itinerario escolar ofrece ciertos peligros, tanto si se hace andando como si se realiza en el coche particular y la seguridad peligra cuando se unen factores de riesgo. Por una parte la hiperactividad de los menores y por otra el declive natural de las capacidades sensitivas, reflejos y tiempo de reacción de los mayores cuando acompañan a los nietos como peatones o viajeros del coche. Porque a las edades tempranas los menores son acompañantes y los mayores son quienes deben tomar las decisiones, a la vez que van educando vialmente en las actitudes, valores y comportamientos viales. Y esta no es tarea fácil. Si se hace como peatones, hay que extremar las alarmas, pues la inquietud y vivacidad de los menores, unidas a la disminución sensorial y capacidad de respuesta del adulto pueden propiciar el accidente, sobre todo a la hora de cruzar las calles. De la misma manera que si es trayecto se realiza en coche, donde hay que extremar las precauciones de que todos vayan bien sujetos y que las subidas y bajadas de vehículo se realicen con total seguridad.
Demasiadas cargas, responsabilidades y estrés para quienes deberían estar disfrutando de una feliz jubilación. Abuelos que lo hacen de mil amores e hijos que no deberían ni usar ni abusar de la generosidad y renuncia de quienes han decidido compartir con ellos, las tareas la educación y la seguridad de los menores. Para todos ¡Feliz curso y una ruta segura!

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Nuevas propuestas del Parlamento Europeo en favor de la Seguridad Vial


Si bebe, NO conduzca.
 La Eurocámara aprobó el 27 de septiembre de 2011 un informe sobre seguridad vial en el que exige limitar a 30km/h la velocidad máxima en zonas residenciales.

El texto también propone introducir un límite cero de alcohol en sangre para conductores profesionales y noveles. Además, los diputados reclaman medidas para mejorar la formación automovilística, como la conducción acompañada a partir de los 17 años, y piden promover el uso de sistemas antiarranque para todos los autobuses y camiones, y en el caso de conductores con antecedentes de alcoholemia.

Datos de referencia y argumentación, sobre los costes de los accidentes:

Se calcula que los costes sociales provocados por los accidentes de tráfico se elevan a 130 mil millones de euros al año. Anualmente el número de víctimas mortales por accidentes de tráfico por carretera se corresponde aproximadamente a la caída de 250 aviones de pasajeros con sus pasajes completos. La probabilidad de morir en la carretera es nueve veces mayor para un peatón, siete veces para un ciclista y dieciocho veces para un motociclista.
Evitar todas las víctimas mortales del tráfico por carretera (‘visión cero’) es el objetivo a largo plazo bajo el cual ha trabajado el ponente del Parlamento Europeo, el eurodiputado alemán Dieter-Lebrecht Koch (PPE), en la redacción de una resolución que busca reducir entre 2010 y 2020 a la mitad las muertes en carretera, en un 40% las lesiones graves y en un 60% la mortalidad infantil.
Los eurodiputados piden a la Comisión Europea que designe un coordinador europeo de seguridad vial para ayudar a los Estados miembros a poner en marcha el plan de acción.

Las principales medidas propuestas por el informe que se ha aprobado:

Limitar la velocidad máxima en zonas residenciales a 30km/h: El Parlamento Europeo recomienda que se introduzcan un límite de velocidad de 30 km/h en las zonas residenciales y en todas las calles de un solo carril en las zonas urbanas que no dispongan de un carril de bicicletas independiente, con el fin de proteger mejor a los usuarios más vulnerables.

Alcohol: El Parlamento Europeo propone que el límite de alcohol en la sangre sea cero para los conductores profesionales y para aquellas personas que hace menos de dos años que disponen de carné de conducir. Es por ello que los eurodiputados recomiendan la instalación de sistemas antiarranque de vehículos en caso de alcoholemia, los conocidos como ‘alcolocks’ (de la terminología inglesa alcohol interlock), en todos los vehículos industriales de transporte de pasajeros y de mercancías, y también como una medida de rehabilitación para los conductores que hayan sido condenados más de una vez por conducir en estado de ebriedad;

Eliminación de los guardarraíles:  los guardarraíles que se usan actualmente en las carreteras representan un peligro mortal para los motociclistas, y reclaman la instalación de sistemas de protección para motoristas en la parte superior e inferior de las biondas, así como otros tipos de sistemas viales de contención alternativos;

Inspecciones técnicas:  la creación de un espacio único europeo para las inspecciones técnicas periódicas de todos los vehículos de motor y de sus sistemas electrónicos de seguridad, y que dichas inspecciones se basen en normas armonizadas con el máximo rigor posible;


Formación de nuevos conductores: mejorar la formación de los conductores noveles, como la conducción acompañada a partir de los 17 años, o la introducción de un sistema de obtención gradual del permiso de conducir que contemple elementos de formación práctica incluso una vez obtenido el permiso;

Revisión ocular: que todos los conductores de las categorías A y B se sometan a un examen ocular obligatorio cada diez años, y cada cinco años en el caso de los conductores mayores de 65 años. El Parlamento Europeo también pide a los Estados miembros que introduzcan un control médico obligatorio para los conductores de una determinada edad que permita verificar su aptitud física, mental y psicológica para seguir conduciendo;

Visibilidad: que sea obligatorio el uso de chalecos de seguridad por todos los ocupantes del vehículo, así como que los ciclistas usen cascos y chalecos para mejorar su visibilidad, especialmente durante la noche fuera de las zonas urbanas.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Semana Europea de la Movilidad 2011

Este año estamos celebrando la décima edición de la Semana Europea de la Movilidad. Comenzó el viernes pasado y concluirá el 22 jueves con el día sin coches. El loable objetivo general es tratar de concienciar a los ciudadanos europeos sobre la importancia de patear más la ciudad, utilizar los medios de transporte público, sostenible y eficiente para contribuir a tener una movilidad más fluida, segura y de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Así queda reflejado en el lema: 'Desplázate de forma eficiente: mejora tu movilidad'. Desde el punto de vista ecológico, también pretende el loable y nunca cumplido deseo de disminuir en un 20% el consumo de energía contaminante y las emisiones de gases de efecto invernadero. Si no sabe lo que este porcentaje le va a afectar a usted, no se preocupe pues tendrá un margen para pensárselo, a partir de ahora y hasta el año 2020.

Todo estos deseos utópicos quedan muy bien, ya que eliminan las responsabilidades y acallan las conciencias de las instituciones europeas, autonómicas, locales y, consecuentemente, la de la mayor parte de los ciudadanos a los que le importará un pimiento esto de la movilidad segura, sostenible y ecológica. Porque muchos seguirán con la costumbre sana de usar el coche hasta para ir a `mear´, infringiendo las normas, de espaldas a la convivencia cívica y pensando solamente en mirarse su propio ombligo.

Pero, pese a todo este pasotismo institucional y ciudadano, en cada semana de movilidad se seguirán repitiendo los mismos objetivos y deseos. A lo largo de toda esta semana, tanto ayuntamientos como organizaciones, instituciones y empresas llevarán a cabo una serie de actividades. Lamentablemente, y este puede ser el indicador de la ineficacia, estas actividades responden a los objetivos marcados desde arriba, pero sin tener nada que ver con el Plan de movilidad que debería existir en cada uno de los municipios y empresas. Porque de existir este plan, la semana de la movilidad sería innecesaria, pues el plan responde a un continuo hacer, sustentado en el análisis y valoración de los objetivos que se plantearon, para ver si se cumplieron o no, para establecer las causas y las alternativas que ayuden a poder mejorarlo. En este sentido, la mayor parte de las ciudades en esta semana pretenden subsanar lo que no se ha hecho durante todo el año.

Por este motivo la movilidad es noticia a través de: difusión en los medios de comunicación, actividades de sensibilización para niños, rutas urbanas a pie o en bicicleta, jornadas sobre el estudio de las posibilidades del transporte de bicicletas en trenes y autobuses, el coche compartido… y tantas otras que logran un buen efecto e impacto pero que pasarán al recuerdo hasta que el próximo año se organice la semana siguiente.

Huyamos de milongas y falsedades. La responsabilidad y el compromiso ha de ser de toda la ciudadanía orquestada por sus representantes. La partitura no es otra que la del Plan de movilidad segura, eficiente y ecológica en el que se marquen bien los objetivos que puedan ser ejecutables y evaluables. Lo demás son paparruchas, de cara a la galería pero de espaldas a la movilidad deseada. Pero no estaría nada mal que cada uno de nosotros se comprometiese, de alguna manera, a colaborar en la consecución de estos objetivos. Porque del dicho al hecho suele haber un buen trecho.

miércoles, 3 de agosto de 2011

¿Aprobarías como buen conductor?

Cierto que este es uno de tantos juegos que tratan de responder a la pregunta del millón de si todos los que conducen un vehículo lo hacen bien. Pero este videojuego es didáctico y pedagógico, a la vez que divertido.
¿Quieres intentarlo? Nos lo ha remitido "Desguaces de vehículos" y el queremos dar las gracias publicándolo en el blog.

jueves, 28 de julio de 2011

EXPERTOS EN EDUCACIÓN Y SEGURIDAD VIAL

Necesito contactar con expertos en educación y seguridad vial de los siguientes países: México, Costa Rica, Puerto Rico, Panamá y Colombia.
Los que crean que responden a este perfil y lo deseen, pueden enviarme noticias a  manuelcaspar@usal.es

miércoles, 20 de julio de 2011

FLORES SOBRE EL ASFALTO

Manuel CASTAÑO, 19-julio, de 2011

Aquella noche, la presencia de las luces y el sonido penetrante de las sirenas de ambulancias, policías y bomberos me sobrecogieron el corazón. Y, como es habitual a cualquier ser humano, me dije:¡ algo grave ha pasado!. Pero, pese a que el lugar de los hechos no estaba muy lejano, la oscuridad me impedía ver lo ocurrido. Y seguí mi paseo, relajado de cuerpo, pero con un hervidero de interrogantes en la mente. Aquella noche me acosté con la duda y sin resolver con certeza lo que podría haber ocurrido. Al día siguiente, cundo leí en formato digital la prensa, busqué con avidez el apartado de los sucesos, y de un plumazo, el titular de la noticia me despejó rápidamente todo tipo de dudas: Un joven de 18 años muere en accidente de tráfico. Pese a estar acostumbrado a manejar las estadísticas sobre accidentalidad, siendo sincero, aquello me afectó y me hizo seguir reflexionando, tratando de dar respuesta a las miles de preguntas que se acumulaban en mi mente, similares a las que me hice, hace veintiún años, cuando perdí en similares circunstancias a mi mejor amigo: ¿Por qué? Si dieciocho años es tener toda una vida por delante, llena de proyectos e ilusiones. ¿Cómo? Porque siempre buscamos el morbo de los acontecimientos, al culpable de os hechos o la posible justificación de los mismos, sabedores de que ya no hay solución, que todo se ha ido al garete por una tontería o un simple despiste, error, mal estado de la carretera ... ¿Y sus padres, hermanos, familiares y amigos? Porque la pérdida inesperada de un ser querido, y a demás por una simpleza, como lo es un accidente de tráfico, es capaz de destrozar la vida a cualquiera, pero especialmente a los más allegados que sufrirán en silencio el día a día. Porque todos los accidentes se podían haber evitado, pero todos los asumimos con cierta dosis de pasotismo social, pensando que a nosotros nunca nos va a ocurrir, como estoy seguro que pensaban todos los que desgraciadamente los han padecido.
A la mañana siguiente decidí visitar el lugar de los hechos. A medida que me acercaba, la información sensitiva me transmitía datos precipitados: joven, moto, curva, noche, carretera estrecha, poca visibilidad, arena en el suelo… Varios ramos de flores situados sobre las señales de tráfico y en un árbol, reflejaban el momento de extremo dolor, de rabia, incomprensión y cierta dosis de esperanza y de cariño que guardaban para el recuerdo los mensajes escritos en las cintas que abrazaban a las flores: tus padres, tus abuelos, tus amigos… no te olvidan. ¿Cómo diablos van a poder olvidar y comprender esta tragedia?

Y en ese devaneo mental, me fui acercando al lugar donde se produjo el accidente y donde esa vida incipiente desapareció en décimas de segundo, como relataba el periódico y me comentaban los vecinos que lo habían presenciado. Y, sumido en el impacto emocional que me unía por momentos a esos familiares y amigos, saqué mi Canon, enfoqué el lugar rodeado de flores y disparé para poder dejar en mi memoria, en la de la cámara y en la del lector, ese momento de dolor y de rabia que queda plasmado en la imagen que está viendo el lector.
Porque perder la vida es lo peor que le puede ocurrir a un ser humano. Pero perderla por un accidente, es incomprensible, ya que todos los accidentes son evitables. Lo malo es lo poco que sabemos y lo mucho que pasamos del tema, dejando a los familiares sumidos en el dolor y en la incomprensión de lo ocurrido. Las flores sobre el asfalto, símbolo de vida, recuerdo y cariño, seguirán apareciendo durante mucho tiempo. Pero el dolor y la desesperación de no encontrar ni una sola respuesta lógica a las miles de preguntas que surgen machaconamente, les acompañarán a familiares y amigo a lo largo de toda la vida. Y, paralelamente, esa curva estrecha, cerrada y peligrosa seguirá sin ser remodelada, donde la muerte se agazapará esperando al próximo cliente.

martes, 21 de junio de 2011

VIII CURSO DE EDUCACIÓN Y SEGURIDAD VIAL. Universidad de Salamanca

 Políticas de prevención para los más vulnerables en la Movilidad Segura




RECORDAMOS A LOS INTERESADOS QUE QUEDAN PLAZAS PARA LA INSCRIPCIÓN DEL CURSO, que se celebrará, de forma presencial, en la Universidad de Salamanca y el Centro Superior de Educción Vial (DGT), del 4 al 8 de julio. Toda la información y posibilidad de inscripción en los enlaces adjuntados.
http://web.usal.es/~vmanso/
Mail: vmanso@usal.es

Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020


Foto: M. CASTAÑO. Una calle de Alicante.
 Medidas que salvarán vidas

Conducción acompañada, caminos escolares seguros, cursos de conducción segura para coches y motos, promoción del intercambio y alquiler de sillitas, alcolock para algunos... Son algunas medidas de la nueva estrategia para salvar vidas.
Reducir el número de fallecidos y heridos graves en carretera a lo largo de esta década es el objetivo de la Estrategia 2011-2020, que ya ha recibido el visto bueno del Consejo Superior de Tráfico y espera ser aprobada en Consejo de Ministros. Y es que, aunque se mantiene el liderazgo político de la Dirección General de Tráfico (DGT), el nuevo plan requiere una estrecha coordinación ministerial y plantea medidas que deberán abordar las comunidades autónomas y ayuntamientos, así como otras instituciones y colectivos.
Los principales ejes de trabajo para la elaboración de la estrategia han sido un exhaustivo análisis de los problemas de la seguridad en España y en Europa, un modelo de participación público-privado, social y territorial, y la aportación de expertos nacionales e internacionales. La diagnosis se ha basado en seis pilares: las directrices europeas, la evaluación del plan anterior, el diagnóstico de la situación actual de la seguridad vial en España, las prioridades políticas, la consulta de los agentes sociales público-privados y las buenas prácticas.
Con el plan anterior (Plan Estratégico de Seguridad Vial 2005-2008) se consiguió en 2008 el objetivo de reducir el 40% el número de fallecidos, y en 2010 se había superado el 53%. Una de las claves ha sido el cambio de comportamiento de los usuarios, consiguiéndose unos niveles de seguridad homologables a los de los países europeos mejor situados en aspectos como uso de cinturón y casco, velocidades medias y consumo de alcohol.
Asimismo, se han identificado, a partir de datos de accidentalidad, un conjunto de problemas que han permitido identificar los colectivos y temas claves. Para ello se han analizado también las políticas de seguridad vial de otros países y sus resultados, por lo que la Estrategia pone el acento en colectivos como niños, jóvenes, mayores, peatones, ciclistas, motoristas; y en temas clave como alcohol, drogas y medicamentos, zona urbana, furgonetas, carreteras convencionales, desplazamientos in itinere, transporte de mercancías y viajeros, velocidad...
Cero niños fallecidos sin sillita. La Estrategia plantea que en 2020 no haya ningún niño que haya fallecido en un vehículo sin utilizar un sistema de retención infantil. Se trata de un objetivo ético para este colectivo, en el que, en los últimos seis años, se ha reducido su mortalidad en un 60%. Para ello, se trabajará en proporcionar caminos escolares seguros, mejorar el uso de los sistemas de retención e impulsar la educación vial.
Jóvenes más concienciados. Mejorar la formación y concienciar en los riesgos de la conducción de los conductores más jóvenes es otro de los objetivos de la Estrategia para lograr una reducción del 25% de los conductores de 18 a 24 años fallecidos y heridos graves durante los fines de semana. Precisamente, el 45% de esas muertes se producen en sábado y domingo, mientras que para el resto es del 34%. Aunque este colectivo es el que más ha reducido el porcentaje de fallecidos (63%), sigue teniendo la tasa más alta por millón de habitantes.
Mayores: autonomía y seguridad. Crece el colectivo de mayores de 64 años, y su mortalidad como conductores (5,1%) es superior a otros grupos. Se realizará un seguimiento de sus capacidades para la conducción y se habilitarán espacios seguros de movilidad para mayores.
Reducir los atropellos. Su siniestralidad ha disminuido en torno al 40% entre 2003 y 2009. No obstante, se ha reducido un 10% menos que la media, pasando a suponer un 14,6% de la cifra total de fallecidos, al 17,3% en 2009. Entre otras actuaciones sobre este colectivo, se pretende promover los desplazamientos a pie como modo de movilidad eficiente y proporcionar espacios seguros para los peatones.
Movilidad segura en las ciudades. Para conseguir una movilidad segura de los usuarios más vulnerables en las ciudades, se adaptarán las normas a las nuevas necesidades del ámbito urbano y los ayuntamientos proporcionarán espacios y entornos públicos seguros.
Más ciclistas sin que aumente su tasa de mortalidad. Para proporcionar un desplazamiento seguro de estos usuarios, teniendo en cuenta que habrá un millón más de usuarios en la próxima década, se promoverán los desplazamientos en bicicleta como modo de movilidad eficiente, se mejorará la capacitación y actitudes de los ciclistas, y se les proporcionarán espacios seguros.
Motoristas: menos muertos. En los últimos seis años se han incrementado un 19% los fallecimientos de los usuarios de motocicletas, aunque desde 2007 se ha producido un cambio de tendencia que se debe mantener. Algunas de las medidas que se pondrán en marcha serán lograr comportamientos más seguros e incrementar la seguridad que ofrecen las carreteras a los motoristas.
Carreteras convencionales que ayuden. En estas vías se registran casi el 36% de los accidentes con víctimas (2009), pero el 60% de los fallecidos. La realidad es que intersecciones e incorporaciones se encuentran al mismo nivel, los trazados son antiguos y hay muchos tramos montañosos. Para rebajar la siniestralidad, se incorporarán diseños con medidas de bajo coste y alta efectividad y se incrementará la vigilancia.
Empresas y cultura de seguridad vial. En 2009, más del 71% de los accidentes laborales con víctimas se produjeron al ir y volver del trabajo o durante el mismo, con 170 fallecidos. Para reducirlos, se trabajará para lograr una intervención activa de las empresas en los accidentes tráfico, y mejorar el conocimiento sobre este tipo de accidentes; además se mejorará la capacitación y habilidad de los conductores profesionales.
Bajar del 1% la alcoholemia. La tasa de positivos se ha reducido, situándose en 1,8% en los controles preventivos frente al 4,2% en 2003. Además, los fallecidos que habían consumido alcohol han pasado del 35% en 2003 al 30% en 2009. Reducir al máximo la conducción bajo los efectos del alcohol es un gran reto para esta década, para lo que se desarrollarán acciones preventivas y de control del consumo al volante de alcohol y otras drogas.
Velocidad: reducir los excesos. El 14 y 18% de los accidentes mortales en autopista y autovía son, respectivamente, por exceso de velocidad. Se pretende reducir el 50% de los excesos de más de 20 km/h, ya que está demostrado científicamente que una reducción del 5% supone una disminución del 20% de los accidentes mortales y del 10% en los accidentes con heridos.
Ver reportaje completo en la revista interactiva DGT.

domingo, 19 de junio de 2011

ESTUDIOS SOBRE EMBARAZO Y CINTURÓN DE SEGURIDAD

NECESIDAD DE USO DEL CINTURÓN DE SEGURIDAD DURANTE EL EMBARAZO


1. La manera básica de proteger al feto es proteger a la madre mediante el uso del cinturón de seguridad.
2. Aunque no pueden descartarse totalmente determinadas lesiones en la placenta, en el útero o en el feto en aquellas embarazadas que utilizan correctamente el cinturón de seguridad, la mayoría de las lesiones se producen en ocupantes que no hacen uso del cinturón.
3. La característica diferencial de los casos en donde no se produjeron complicaciones ni lesiones es el uso correcto del cinturón de seguridad por parte de la madre.
4. Todas las embarazadas que sufran un siniestro de automóvil, incluso uno poco importante, deben buscar inmediatamente asistencia médica. En la mayoría de los casos en los que se produjo un aborto, la madre o bien sufrió únicamente lesiones menores o bien no presentó otras lesiones aparte de las sufridas en la placenta, el útero o el feto.

Uso correcto del cinturón
5. La anatomía propia de las embarazadas, sobre todo en los últimos estadios de gestación, conlleva complicaciones a la hora de viajar con seguridad en el automóvil, sobre todo en lo referente a la colocación correcta de la banda pélvica bajo el vientre y en lo relativo a la proximidad de la embarazada al airbag y al volante.

• La banda inferior/pélvica del cinturón debe quedar lo más baja posible y bien ceñida a la pelvis, y nunca sobre el estómago ni el vientre.
• La banda superior/torácica del cinturón debe quedar entre los dos senos y sobre el esternón, evitando quede situada encima de únicamente uno de ellos.
• La porción inferior de esta banda superior/torácica debe pasar alrededor del vientre y no por encima de éste.
• Eliminar en la mayor medida posible cualquier holgura en la cinta del cinturón de seguridad. No situar cojines o almohadones sobre el asiento, detrás de la espalda.
• No llevar nunca la banda superior o torácica del cinturón detrás de la espalda, ni tampoco situarla bajo el brazo o la axila.
• No sentarse encima de la banda inferior o pélvica para utilizar únicamente la banca superior o torácica.

LOS ESTUDIOS DEMUESTRAN QUE ......................

a) Las mujeres que NO utilizan el cinturón de seguridad sufren TRES veces más interrupciones de embarazo en siniestros de circulación que aquellas que SI lo hacen.
b) La mayoría de las mujeres embarazadas que salen ilesas de un siniestro de circulación USABAN el cinturón de seguridad.
c) Las lesiones en la placenta son más frecuentes en quienes NO UTILIZAN el cinturón de seguridad.
d) En la mayoría de los casos en los que el feto sufre una lesión directa, sus madres NO UTILIZAN el cinturón de seguridad.
e) El cinturón de seguridad de dos puntos, aquel que únicamente consta de una banda inferior/pélvica es CINCO veces menos seguro que el de tres puntos, aquel que consta de dos bandas: una inferior/ pélvica y otra superior/torácica.
f) Entre un 2 y un 3 por ciento de las mujeres embarazadas se ven implicadas en algún tipo de siniestro de tráfico durante su embarazo.

DUDAS SOBRE EL USO DEL CINTURÓN  Y EL EMBARAZO

1.- ¿Puede ser peligroso el airbag durante el embarazo?

Los estudios disponibles hasta la fecha apuntan a que el airbag también puede proteger a la madre y a su futuro bebé siempre que la distancia entre estos y el airbag sea de un mínimo de 20/25 centímetros y siempre que el airbag situado en el volante no se dirija directamente hacia el vientre sino que se dirija hacia la cabeza y el tórax.

2.- ¿Es seguro el cinturón de dos puntos, el que sólo tiene una banda inferior para las caderas?
Los cinturones con banda superior/torácica y banda inferior/pélvica (de tres puntos) son CINCO veces más seguros que los cinturones de algunos asientos traseros centrales que sólo tienen una banda inferior/pélvica (de dos puntos). Por consiguiente, el RACE no recomienda este cinturón para las embarazas, excepto cuando no haya otro disponible.
De todos modos, el cinturón de dos puntos, el que únicamente dispone de banda inferior/pélvica es más seguro que no utilizar ningún cinturón.

3.- ¿Existe algún sistema para evitar que la cinta inferior se sitúa sobre el vientre?

Si el cinturón te resulta incómodo o te resulta difícil ajustar la cinta inferior/pélvica del cinturón por debajo del vientre, nuestro consejo es que preguntes en establecimientos especializados en el embarazo por sistemas que ayuden a ajustar correctamente el cinturón.

4.- ¿Cuándo puedo volver a conducir después de dar a luz?

Resulta difícil indicar cuándo resulta “seguro” volver a conducir después de dar a luz (normalmente se indica que no antes de entre una y tres semanas después de un parto sin complicaciones y no antes de seis semanas tras un parto por cesárea) y el mejor consejo es siempre dejarse asesorar por el ginecólogo o el obstetra.

5.- ¿Debo hacer algo en caso de verme implicada en un siniestro de poca importancia?

Incluso los siniestros de poca importancia, aquellos en donde la futura madre no sufre ninguna lesión aparente, pueden tener consecuencias importantes para el feto. Hazte reconocer lo antes posible por un médico para salir de dudas.

6.- ¿Es suficiente con ajustar la posición de conducción una única vez al principio del embarazo?

No. Todos los ajustes, incluidos el ajuste del volante y el del asiento, deberán ser modificados a medida que avanza el embarazo.

7.- Desde el punto de vista de la comodidad de la mujer embarazada,¿son iguales todos los vehículos?

A la hora de la compra de un vehículo, considerar aquellos que disponen de sistemas de regulación de la altura del cinturón de seguridad, de inclinación y distancia del volante y de los pedales. Todos ellos ayudar a conseguir una correcta postura de conducción en el caso de las mujeres embarazadas y también en el caso de los automovilistas de menor estatura.

DATOS INTERESANTES

• El útero es un órgano muscular que multiplica por 1000 su volumen normal de 5 mililitros hasta superar los 5 litros al final del embarazo.
• La placenta es un órgano altamente vascularizado que desempeña el papel de “soporte vial avanzado” del feto, intercambiando entre éste y su madre nutrientes, oxígeno y residuos. En el último trimestre de gestación tiene un espesor de aproximadamente 2 centímetros y cubre un cuarto de la superficie interna superior del útero, a quien está sujeta a través de innumerables vellosidades de un diámetro veinte veces menor que un milímetro.
• El feto suele estar muy protegido por los huesos de la pelvis hasta el final del primer trimestre, momento en que la “barriga” comienza a hacerse más ostensible y vulnerable a impactos.

Recuerda:
la mejor manera de proteger al futuro bebé es proteger a la madre, y la mejor protección para la madre es el cinturón de seguridad.
Fuente: RACE


DOS ESTUDIOS SOBRE EL USO DEL CINTURÓN EN EMBARAZADAS

Conclusiones de dos estudios sobre el confort de las mujeres embarazadas respecto al uso del cinturón de seguridad:

Estudio 1- Realizado en Suecia en 2002 con una muestra de 139 mujeres:
• Todas menos siempre habían usado el cinturón de seguridad antes de su embarazo.
• Algunas mujeres en su etapa final del embarazo dijeron que utilizaban menos el cinturón de seguridad ya que era difícil ponerse, rozaba y tenían miedo de que el bebé resultara afectado.
• Casi la mitad de las mujeres en las etapas finales del embarazo habían experimentado el problema de que el cinturón se desplazaba hacia el vientre en lugar de quedarse en la zona de las caderas.

Estudio 2 - Realizado en Estados Unidos en 2000 con una muestra de 200 mujeres:

• La mayor parte de las mujeres dijeron que llevar el cinturón de seguridad no era cómodo, rozaba y se subía hacia el vientre.
• Muchas dejaron de usar el cinturón de seguridad durante el embarazo. Las diferencias con respecto a Suecia puede deberse a una cuestión de hábito ya que en Suecia es obligatorio el uso del cinturón en las plazas delanteras desde 1973, mientras que en EEUU las leyes son más recientes.
Porcentaje de mujeres que alguna vez deciden no utilizar el cinturón de seguridad por problemas de comodidad:
• En Suecia: el 7%
• En Estados Unidos: el 13%
Fuente: Volvo Car Corporation

lunes, 6 de junio de 2011

EL TRANSPORTE EN LATINOAMÉRICA UN “CÁNCER SOCIAL”

Autor: Carlos Ventura Barriga*

Sabemos que el transporte a mediados del siglo xx, se convierte en el principal eje del desarrollo socio-económico, pero a la vez es un factor de mucho riesgo para la humanidad porque aparecen las estadísticas de muerte y discapacidad a consecuencia de los accidentes de tránsito , esto significa que el avance hacia el desarrollo tiene su lado débil y comienza a manifestarse a medida que van creciendo las ciudades sin estudios técnicos, y de manera descontroladas, por ende se incrementan el número de vehículos motorizados y se multiplican las muertes por atropellos. Entonces entendemos que hay una falencia, un desbalance en el manejo de este sector, en que se está fallando,,,? y como debemos contrarrestar estas situaciones,,? que día a día desintegran a las familias con miles de muertes y discapacitados. En los últimos años el transporte está considerado como el primer responsable de muerte en Latinoamérica.
Que es lo que ha sucedido..?, Simplemente que en los países de nuestra región los gobernantes, nunca consideraron al transporte como una “POLITICA ESTADO”. Para que se maneje con eficiencia, por siempre este sector estuvo en manos de personas incapaces e incompetentes, improvisadas y oportunistas, sin contar con algún plan o programas de gestión del tránsito y viabilidad, y lo demostraron permitiendo la informalidad, la cual ha originado el caos y desorden, con empresas de servicio público sin infraestructura y con vehículos en estado de “chatarra”, escuelas de conductores y centros médicos cómplices que otorgan certificación médica y psicológica, a los conductores que padecen de múltiples enfermedades físicas y también mentales, deficiencias técnicas en la construcción de las vías de tránsito vehicular y peatonal ,descontrol de los centros de revisiones técnicas mecánicas, la venta de combustibles o carburantes contaminantes con el 40% de impurezas, un parque automotor con vehículos de 10 a 40 años de antigüedad, los cuales incrementan la contaminación ambiental y contaminación acústica o sonora, y ni hablar de los conductores que en su gran mayoría carecen de educación, no conocen ni respetan las normas de tránsito, esto también ocurre con los peatones y pasajeros del servicio de transporte masivo. Cuál es el resultado...? Que las grandes ciudades se han convertido en una “SELVA DE CEMENTO”.
Tenemos que tener en cuenta que el transporte, reflejado en una mala infraestructura vial, sumada a la carencia de educación en los conductores y peatones, más una mala salud pública, esta es la “GRAN TRILOGIA “, que arrastramos como un gran déficit, la que nos tiene rezagados y no nos permite ser una región competente para alcanzar el desarrollo, dejar , esto está reflejado en el último informe de competitividad a nivel mundial realizado por el Institute for Management Development (IMD).en el que todos los países de la región estamos en los últimos lugares a nivel mundial en el tema de la competitividad ( infraestructura vial, salud y educación). Lo que arrastra grandes pérdidas en horas hombre, por el pésimo servicio de transporte, salud pública, sobre costos de los vehículos de transporte público, el gasto adicional de combustibles por las grandes congestiones en las vías.
Como un ejemplo en el Perú estas pérdidas llegan a superar los $ 6,600 millones anuales,
En realidad tener tantas perdidas por el hecho de ser incompetentes.

Carlos Ventura Barriga

Presidente del Consejo Directivo
Asociación Civil “EL TRANSPORTE Y SU NUEVA IMAGEN”
Partida de registro público 12213083. RUC 20477882341.
Santos Chocano 116. José Carlos Mariátegui- villa María del triunfo .Lima
Teléfono s . 051-01-3067898. Oficina. Móvil. 051-01-980208210. PERU

miércoles, 18 de mayo de 2011

VIII CURSO DE EDUCACIÓN Y SEGURIDAD VIAL. Políticas de prevención para los más vulnerables en la Movilidad Segura



RECORDAMOS A LOS INTERESADOS QUE YA ESTÁ ABIERTA LA INSCRIPCIÓN A ESTE CURSO, que se celebrará de forma presencial en la Universidad de Salmanca y el Centro Superior de Educción Vial (DGT), del 4 al 8 de julio. Tienes toda la información y posibilidad de  inscripción en los enlaces adjuntados.

miércoles, 11 de mayo de 2011

2011-2020: UNA DÉCADA PARA EVITAR 5 MILLONES DE MUERTOS

M. CASTAÑO, 10 DE MAYO DE 2011.
Los siniestros ocasionados por la deficiente movilidad de las personas y vehículos son demasiados en cuanto al número, el costo económico, las secuelas medioambientales y, sobre todo, las repercusiones en la convivencia, la vida y salud. Según la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, "hoy los países y las comunidades están tomando decisiones vitales para salvar vidas en las calles y carreteras". No cabe duda, que los accidentes de tráfico son una creciente preocupación sanitaria y de desarrollo que afecta a todos los países.
Es por esto que la década 2011-2020 será el Decenio de Acción para la Seguridad Vial, gracias a una iniciativa con la que la Organización Mundial de la Salud (OMS) tratará de salvar cinco millones de vidas. En este sentido, mañana, 11 de mayo, varios países se unirán a este evento, debido a que en el mundo, cada año, mueren cerca de 1.3 millones de personas en accidentes, una persona cada seis segundos. Entre 20 millones y 50 millones de personas más sufren traumatismos no mortales provocados por accidentes de tránsito que, a su vez, se han convertido en el mayor asesino de jóvenes entre los 15 y los 29 años. También, se ha estimado que las colisiones de vehículos de motor tienen una repercusión económica del uno al tres por ciento en el Producto Nacional Bruto (PNB) de cada país, lo que asciende a un total de más de 500 mil millones de dólares.
Como es lógico, este plan global muestra los pasos a seguir para mejorar la seguridad en las vías, en las personas y dentro de los peatones y viajeros, aumentando y desarrollando una gestión segura de las carreteras a nivel general.
Esta iniciativa hace especial hincapié en proteger a los grupos más vulnerables, como son los peatones, ciclistas y motoristas, colectivos que representan a casi la mitad de las personas que fallecen en las carreteras de todo el mundo. Entre las medidas propuestas figura la construcción de vías para ciclistas y para paseantes, crear carriles separados para las motos o mejorar el acceso al transporte público seguro y de los servicios de emergencia. También se recomienda aumentar y reforzar la legislación sobre el uso de cascos, cinturones de seguridad y sistemas de retención para los niños, además de evitar beber cuando se conduce y moderar la velocidad.
Según las previsiones de la OMS, si no se adoptan medidas inmediatas y eficaces para la Movilidad Segura, dichos traumatismos se convertirán en la quinta causa de muerte a nivel mundial en el 2020, con unos 2.4 millones de fallecimientos anuales.
Así pues, con el fin de resaltar el evento y para reclamar la atención de los ciudadanos, mañana, en diversos lugares o monumentos emblemáticos de todo el mundo, como Times Square en Nueva York, El Cristo de Río de Janeiro o Trafalgar Square en Londres, y el Jet d'Eau en Ginebra, entre otros, se iluminará, con la nueva 'etiqueta' de Seguridad Vial, una placa amarilla en la que se lea el nombre del programa y que servirá como símbolo de este reto. Esta década nos va a brindar oportunidad ideal para intensificar la implicación y el compromiso de los Estados e instituciones públicas y privadas, así como de todos los ciudadanos, con el objetivo de conseguir 5 millones menos de muertos. ¡Juntos podemos salvar millones de vidas!
Es por ello que, mañana 11 de mayo, decenas de países de todo el mundo pondrán en marcha el primer Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020.

martes, 10 de mayo de 2011

CUALIFICACIÓN PROFESIONAL: DOCENCIA DE FORMACIÓN VIAL

La Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de la Formación Profesional tiene por objeto la ordenación de un sistema integral de formación profesional, cualificaciones y acreditación, que responda con eficacia y transparencia a las demandas sociales y económicas a través de las diversas modalidades formativas. Para ello, crea el Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional ´
ANEXO DLXVI

CUALIFICACIÓN PROFESIONAL: DOCENCIA DE FORMACIÓN VIAL

Familia Profesional: Servicios Socioculturales y a la Comunidad

Nivel: 3

Código: SSC566_3

Competencia general
Programar, impartir y evaluar la enseñanza dirigida a la formación vial para los aspirantes a la obtención del permiso o licencia de conducción, cursos de especialización y reciclaje formativo y profesional, sobre medidas reeducadoras y aquellas acciones que determine la legislación en vigor.
Núm. 110 -Lunes 9 de mayo de 2011 Sec. I. Pág. 46957

domingo, 8 de mayo de 2011

VIII CURSO DE EDUCACIÓN Y SEGURIDAD VIAL. Políticas de prevención para los más vulnerables en la Movilidad Segura


Este curso forma parte de la programación de CURSOS DE VERANO DE LA UNIVERSIDAD CIVIL DE SALAMANCA en su 8ª Edición.
Se acreditarán 3 Crèditos.
Toda la información detallada del mismo, así como la inscripción, se pueden consultar y realizar en la web del enlace al hacer clic.
¡Queda abierta la inscripción en este curso!

domingo, 1 de mayo de 2011

CURSO PARA LA PREVENCIÓN DE ACCIDENTES DE TRÁFICO.

CURSO INTEGRAL PARA LA PREVENCIÓN DE ACCIDENTES DE TRÁFICO Y LA ATENCIÓN MULTIDISCIPLINAR A LAS VÍCTIMAS, FAMILIARES Y ENTORNO. (Nivel I).
Tipo
Curso presencial
Área temática
2 ANÁLISIS Y PREVENCIÓN DE RIESGOS DE P.C. 2.8 Educación (valores) para la Prevención.
Objetivos
Colectivo destino
Otros
Datos de la convocatoria
Plan de formación
Primer Semestre 2011
Convocatoria no solicitable
Documento de convocatoria , HACER CLIC en el siguiente enlace:
110627_víctimas, familiares y entorno_fco canes.pdf
Número de horas lectivas
16
Lugar de celebración
Escuela Nacional de Protección Civil
Plazas ofertadas
60

Excursiones y cinturones de seguridad.

Manuel CASTAÑO PARDO, 1, mayo, 2011

Desde hace varias décadas, con la llegada de la primavera y el final de curso, se incrementan, de forma significativa, las excursiones y viajes de los escolares, utilizando el autocar.
Este vehículo se adapta fácilmente a los intereses de los usuarios, porque es cómodo, barato y normalmente seguro.
Sobre el tema de la seguridad de los autocares, es de lo que venimos a hablar hoy, pues no siempre la teoría coincide con la práctica, ya que la seguridad debe estar por encima del resto de las ventajas, siendo lo prioritaria y consustancial a la hora de contratar los servicios.
Como bien sabemos, desde el 20 de octubre del año 2007, todos los autocares de nueva matriculación deberán contar con cinturones de seguridad en todas las plazas. Pero, la actual legislación permite, como situación insólita e incomprensible, que los autocares matriculados antes de la fecha, puedan circular hasta el 2016, sin llevar esta medida de protección. Es decir, que cuando se contrata un autocar, tendremos que tener los ojos bien abiertos, porque se puede dar por sentado que, en teoría, tendrá incorporados los cinturones de seguridad, pero, en la práctica, es posible que no y nos den gato por liebre.
Ante esta doble situación, diferentes colectivos sociales han comenzado a tomar posturas para lograr una Movilidad Segura. En este sentido, hay centros escolares o los profesores responsables del contrato de estos servicios, que ponen como condición, que todos los autocares lleven los cinturones instalados (Mejor con triple anclaje), que cada alumno vaya en su plaza y bien sujeto, porque en definitiva, ellos van a ser los responsables. También, muchas asociaciones de padres y madres, vienen reclamando que se instalen en todos los autocares, independientemente de su fecha de matriculación, porque la seguridad de sus hijos puede estar en peligro. En esta misma línea, pese a que para las compañías de transporte la renovación de la flota o la instalación de estos dispositivos de seguridad les supone una inversión importante, la mayor parte de ellas han considerado que es una buena inversión y los han instalado.
Así mismo, Tráfico reconoce que es un problema serio, porque está demostrado que el cinturón es seguridad y vida. Si un autobús choca a 30 kilómetros por hora, la probabilidad de mantener a un niño en su asiento, sin que salga despedido, es prácticamente nula. Los estudios demuestran que utilizando el cinturón de seguridad en el momento del accidente, especialmente en los vuelcos, se tiene una probabilidad significativamente menor de sufrir lesiones graves o mortales. Así pues, consideramos que sólo un cambio en la ley, la postura firme de los padres, profesores, Centros Escolares y la concienciación de las empresas de autobuses, podrán reducir este peligro para los viajeros y especialmente para los más menores.
No podemos olvidar que como pasajeros, tenemos la obligación de abrochárnoslo siempre que esté disponible. Tenemos el derecho rechazar a los autocares que no los lleven. Además, tenemos que ser conscientes que el autobús es un medio de transporte bastante seguro, pero que es más seguro si va equipado con cinturones y los viajeros nos los ponemos de forma adecuada, porque el cinturón salva vidas y evita lesiones o muertes en caso de accidente.

martes, 26 de abril de 2011

MEDICAMENTOS VERSUS CONDUCCIÓN





Manuel CASTAÑO PARDO, 28-04-2011.

Conducir es un acto inteligente e imprescindible para controlar la actividad psicomotora, la cognitiva y conductual, acompañadas de las percepciones visuales y auditivas y, además, una previsión o anticipación ante las circunstancias que se presentan y poder ser solventadas con garantía de éxito y evitar así el accidente. En román paladín que utilizase Gonzalo de Berceo, esto significa, simple y llanamente, que conducir es una tarea compleja, no apta para cualquiera, pese a que muchos piensen, por el hecho de tener el Permiso de Conducir, que este nivel intelectual se presupone, al igual que el valor en la mili.
Si además de estas dificultades en el complicado mundo de la conducción, le añadimos otros ingredientes, como son el consumo de fármacos, las probabilidades de sufrir accidentes se incrementan considerablemente. Los fármacos, asociados a la conducción, pueden ser un factor de riesgo importante. ¿Quién no está tomando algo para ayudar a superar algún fallo visual, auditivo, locomotor, cardiovascular, hematológico, renal, respiratorio, metabólico, nervioso, mental… u otras tantas enfermedades reales o imaginarias? ¿Cuántos somos conscientes de la incidencia del medicamento a la hora de conducir con seguridad? ¿Por qué los Centros de Reconocimiento no son más exigentes con los pacientes que llevan la farmacia a cuesta y que solicitan la renovación de su permiso de conducir? ¿Por qué sólo en el 12% de las cajas de los medicamentos aparece una información específica y eficaz sobre los riesgos viales que supone el consumo de esos fármacos?
Antiinflamatorios, analgésicos, tranquilizantes, ansiolíticos, somníferos, antidepresivos, antihipertensivos, antihistamínicos y antipsicóticos... son fármacos con un consumo creciente entre la población. En España, los datos del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías señalan un incremento del consumo de tranquilizantes, sedantes y pastillas para dormir con receta médica, habiéndose duplicado su uso prácticamente. Los datos de investigaciones al respecto, aportan que un 40% de los fallecidos en carretera, daban positivo por consumo de alguna sustancia. El 6,97% del total había consumido psicofármacos. En peatones, el 33% de los fallecidos había tomado alguna sustancia y el 11,3% del total daba positivo para algún psicofármaco (DGT, 2008).
Visto lo cual, uno se puede imaginar lo que supone tener conductores medicados, sin control y sin información adecuada sobre los riesgos de padecer un accidente bajo la influencia de estas sustancias. Y lo malo no es que los sufra quienes los toman, si no que los padezca el que se los encuentra de rebote, sin tener arte ni parte.
Si los fármacos tomados, por sí solos, son incompatibles con la Seguridad Vial, debemos resaltar que los riesgos se incrementan cuando son mezclados con el alcohol. Según los expertos, la asociación alcohol-medicamento es una práctica frecuente en nuestra sociedad, más habitual entre hombres que entre las mujeres, y también en personas de mayor edad. Ni que decir tiene que en esas condiciones conducir un coche u otro tipo de vehículo, realizar trabajos peligrosos manejar maquinaria de riesgo o ir como peatón, puede revestir un gran peligro, dado que la capacidad de reacción ante una situación complicada e imprevista está seriamente disminuida.
Así pues, ante los medicamentos y el alcohol, como no todos responden a un mismo patrón de influencia y reacción, la mejor medida preventiva se ha de fundamentar en la información adecuada al paciente, tanto por le prospecto (que casi nadie leemos), como por el médico que receta, pero sobre todo, por la sensatez y el acto inteligente de los peatones y los conductores, sabedores de que si consumen medicamentos y más si se mezclan con el alcohol, hay que extremar las precauciones.

lunes, 11 de abril de 2011

VACACIONES Y SEGURIDAD VIAL


Manuel Castaño Pardo (10, abril, 2011)


Un año más la Semana Santa se avecina y con ella los días soñados para tomar las vacaciones que propicien el descanso, el deporte, el encuentro, la cultura, o simplemente, cambiar de ritmo las rutinas. ¡Todos los sueños están impregnados de un barniz esperanzador para que sean unos días repletos de felicidad. Como todos sabemos, las vacaciones conllevan una buena planificación de los desplazamientos hacia los lugares elegidos. Y, como es habitual, éstos suelen hacerse en su mayor proporción, utilizando los vehículos privados y además, de forma masiva que la DGT traduce, y siempre me pregunto por el mecanismo calculador, en millones de vehículos que se desplazan y de usuarios que viajan en ellos. Lo cierto es, que al margen de lo cuántico, la masa de desplazados es ingente y siempre preocupante ya que el este movimiento compulsivo siempre conlleva la posibilidad del error y del accidente. Como contrapartida, lo que se intenta en cualquier operación salida-retorno, es reducir al mínimo la accidentalidad acompañada de una adecuada fluidez y seguridad en los desplazamientos. Como siempre y de forma persistente, la Administración, a través de la DGT, asociaciones de usuarios, medios de comunicación y otros muchos agentes sociales, insisten e insistimos en algunas medidas preventivas que nos acompañen en las salida y retornos de las vacaciones. Medidas alejadas de la moralina y el simple consejo, que calen en el interior de cada persona que se desplaza. Porque uno se pregunta si verdaderamente estas campañas llegan al conocimiento de los destinatarios y, más aún, si son realmente eficaces, ya que todos los años contamos con el drama de los accidentes y las secuelas que producen. Es así, como constatamos la cantidad de sueños rotos y llenos de ilusiones que quedaron en el asfalto. Teniendo como referencia las mismas causas que constantemente se han vaticinado y recordado, pero que rebotan en la mente y en el corazón de muchos insensatos: exceso de velocidad, distracciones, ingesta de alcohol, no planificar debidamente el viaje, no utilizar los sistemas de retención, olvidarse de poner el coche a punto o de revisar los neumáticos… y que se pueden ver incrementadas, si se añaden las condiciones climáticas adversas y conducimos como si todo fuese normal. Es así como las vacaciones entran dentro del mundo de los sueños del ser humano. ¡Todos soñamos con ellas y de forma insistente! Dicen los que entienden de sueños, que éstos se conforman de los pensamientos del soñador. En consecuencia, que es muy difícil, si no imposible, interpretarlos si no se conoce al soñante. Que para reconocer su significado, es necesario conocer los "antecedentes" de la persona. Por esta misma razón, uno piensa que para que se produzcan los buenos sueños vacacionales, lo importante es que el soñador tenga bien despiertos los sentidos y las capacidades viales para estar adecuadamente informado, formado y educado. Pues de nada le servirá tener la cabeza llena de pájaros, salir alocadamente, pensando solamente en cumplir los sueños deseados para los días disponibles y asignados al asueto, relajación, descanso o diversión. Los sueños se pueden ver truncados por una simpleza reflejada en una distracción, imprudencia o exceso en la norma establecida. Pero también se podrán ver rotos, por el comportamiento de un inconsciente y falto de ética que pueda ocasionar en alguno de nosotros una pesadilla o sueño fatal, sin olerlo ni quererlo.. Así pues, la operación salida y retorno de las vacaciones reclama de todos una fuerte dosis de participación, compromiso y responsabilidad. Esta voluntad colectiva, por querer hacer las cosas bien, facilitará que los sueños de cada uno de nosotros se hagan realidad. ¡Felices vacaciones!

miércoles, 6 de abril de 2011

ESTADÍSTICAS DE SINIESTROS EN URUGUAY (2009)


LAURO JULIO PAULETTE DEGREGORIO (Abril, 2011)


Estos datos me los ha remitido el autor que participa en el Curso on line de Educación Vial que estamos impartiendo en la actualidad desde la USAL(Uiversidad de Salamanca).

... Siguiendo con el deber que nos pone el Dr. Santiago de los Santos, les cuento en Uruguay como va la cosa:1. Recién en el utlimo informe mundial de OPS OMS, Uruguay pudo aportar sus datos de morbi-mortalidad en siniestralidad vial, para poderlos comparar con el resto del mundo y esto se lo debemos a un colega de Santiago, amigo propio y Presidente de la Unidad Nacional de Seguridad Vial del Gobierno Uruguayo, el Dr. Gerardo Barrios, un luchador incansable de este asunto desde hace varias decadas (alguien que es cita en las bibligrafias).

2.Tenemos estos datos:

Total de Lesionados en siniestros de tránsito n 2009: 27.151

Promedio diario de Lesionados en siniestros de tránsito : 74

Muertos en siniestros de tránsito en 2009 535 Promedio diario de Muertos: 1.47

Tasa de mortalidad (muertos/100.000 habitantes): 16.0

Índice de Severidad (muertos/100 siniestros con lesionados): 2.34

Muertos en siniestros de tránsitoen 30 años (1980 – 2009): 15.264

Heridos en siniestros de tránsito en 30 años (1980 – 2009): 516.556

jueves, 31 de marzo de 2011

CONDUCTOR NOVEL versus V-13

M. CASTAÑO PARDO (28-03-2011)
Hace varios lustros (1974) que el Reglamento General de Vehículos establecía la figura y perfil del “conductor novel”, en aquella persona que obtenía por primera vez su Permiso de Conducir y, en consecuencia, era segregado del resto, colocándole una “L” de potencial peligro. De tal manera ha calado esta peligrosidad que, a fecha de hoy, el resto de conductores cuando vemos un vehículo con la L de learning (aprendiz), inconscientemente, ponemos en marcha todas las alarmas, pensando que el porteador de la L es señal de peligro constante al que hay que evitar por todos los medios. A fecha de hoy, eso ya ha pasado a la historia. Con la reforma del Reglamento, desde el viernes pasado, ya todos los conductores somos iguales. Ya no hay razones para diferenciar al conductor nuevo del experimentado pues la limitación a 80 Km/h, para el novel, ha quedado obsoleta, argumentando que en los tiempos que corren, tenemos mejores y más seguras carreteras, que también ha mejorado la tecnología de los vehículos en cuanto a seguridad activa y pasiva, que la formación inicial y permanente de los profesores de Autoescuela es de más calidad, que además se ha reducido la tasa de alcoholemia para estos conductores a 0.15 mg. por litros de alcohol y que, por si fuera poco, los conductores noveles parten con un haber de 8 puntos, en vez de 12, en el Carné de Conducir por Puntos. Pese a todo, y aún considerando que el conductor novel tiene derecho a la igualdad, por las razones expresadas y que no existe motivo alguno para la discriminación ni para la seguridad, no se le puede dejar ir de rositas. La señal V-13, que así la denomina el Reglamento y que hace referencia a la “Ele” de color blanco con fondo verde, esa sí que la deben llevar durante el primer año de experiencia en la conducción. Por dos simples razones de peso: para indicar que ahí va un conductor con poca experiencia y, además, para reclamar mayor comprensión del colectivo de conductores experimentados. ¡Ya no vale decir: novato tenía que ser! Sobre las primeras argumentaciones para la Seguridad Vial, puede que hay muchas controversias, porque hay muchos intereses y puntos de vista: las asociaciones de víctimas de tráfico manifiestan sus posiciones. El presidente de la Asociación Estatal, Francisco Canes, reconoce que la anterior norma era un «brindis al sol» que no se podía controlar, debido a que muchas personas señalaban a otro conductor como responsable de la infracción y se muestra a favor. Por el contrario, desde Stop Accidentes, se muestra «indignación», al asegurar que se trata de una solución «de locos» al incrementar la velocidad. Por otra parte, la organización de Defensa de los conductores Automovilistas Europeos Asociados (AEA), también comparte esta decisión, aunque exige una mejora en el proceso de aprendizaje en la conducción y que hay que obligar a los aspirantes a enfrentarse a condiciones reales del tráfico antes de obtener la autorización para conducir. ¡Sobre gustos no hay nada escrito! Sobre la permanencia de la señal V-13, parece ser que entra en contradicción con las primeras argumentaciones, pues si el novel es seguro en esencia, no hay porqué ponerle trabas en presencia. Sí que se podría haber aprovechado el momento para cambiar la “L” (anglicismo) por la “A” (castellano) de aprendiz. Pese a todo lo mencionado anteriormente, no podemos olvidar la realidad contrastada por las estadísticas de que los conductores noveles son más seguros en el primer año de conducción, por ser más prudentes y sensatos. Esperemos que este cambio no modifique las buenas estadísticas y sirva para mejorar la fluidez y la seguridad de todos los conductores.