Google+ Followers

domingo, 29 de abril de 2012

SEGURIDAD VIAL vs. PREVENCIÓN

M. Castaño Pardo. 29-04-2012

Que el lector no se alarme si nuevamente volvemos sobre las andadas con el tema de la prevención, porque, debido a su importancia para la Movilidad Segura, tampoco será la última. Porque es bueno dar con personas que anteponen el antes al durante y al  después, pues todos los males que se puedan evitar, que se puedan intuir y afrontar anticipadamente, van en beneficio de la salud, del medioambiente y de la cartera. Porque prevenir es el mejor antídoto contra las intervenciones causales y casuales.
Este planteamiento ya fue afrontado en la década de los 70 por  el Dr. Williams J. Haddon jr, considerado como el padre de la ciencia de la prevención de las lesiones. Sin pretender entrar en harina, pues no procede ni en tiempo ni motivos, para situarnos, recordamos que los tres niveles claves para la intervención preventiva sobre accidentes, se basan en el antes (prevención primaria), durante (prevención secundaria) y después (prevención terciaria. Como es lógico deducir, cuanto antes se intervenga, mayores serán los resultados y los beneficios. Pues esto, que aparentemente es tan sencillo y eficaz, no ha entrado en la cabeza de los anteriores directores de tráfico, ni en muchos educadores, ni tampoco ha calado en la sensibilidad de la ciudadanía, porque con frecuencia se ha asumido que los accidentes de tráfico son fruto del azar y de la casualidad, ante lo cual poco se puede hacer. Todo lo contrario, si recurrimos al punto de vista de la racionalidad y de la salud, llegaremos al convencimiento de que todos los accidentes son causales y, en consecuencia, si conocemos la causa y actuamos adecuadamente antes de que ocurran, estaremos afrontándolos  y actuando no sólo para evitarlos y que dado el caso de que ocurran, podemos reducir las consecuencias.
Hace unos días María Seguí fue entrevistada y al leerla me llamó la atención en cuanto al contenido y al continente, es decir, tanto en la forma de meter los dedos la periodista, como en la frescas, ágiles y argumentadas respuestas de la entrevistada, rezumando clarividencia.
Viene a cuento, que me atreva a comentar algunos de los contenidos manifestados, porque considero que son reflejo del proyecto o plan estratégico que tiene en mente y no fruto de la improvisación,  utilizando machaconamente la coda de la prevención en todas y cada una de sus argumentadas respuestas.
No se le escapa que el reto planteado es difícil, pese al poco margen de maniobra personal que le permite el desarrollo de la Estrategia marcada, pero lo que no se le puede negar son las ganas de lograr nuevos retos, el compromiso personal con la mejora de la Seguridad Vial, las fuerzas y sapiencias para la utilización e inversión de los recursos, incluso comprometiéndose a llevar a cabo el cómputo de muertos y heridos y seguimiento de las víctimas a 30 días del accidente.
La entrevista finaliza metiendo la interlocutora el dedo en la llaga: ´parece que insiste mucho en la prevención como factor importante´. La respuesta no se hizo esperar apoyada en un ejemplo gráfico que dice que “se necesita muy poca energía para batir un huevo y toda la ciencia del mundo no es capaz de recomponerlo”. Poca energía puede causar una lesión de médula espinal, pero toda la ciencia del mundo no es capaz de restituir la salud de esa persona. De los muchos ámbitos de mejora de la salud de la población, este es uno en el que la prevención alcanza todo su esplendor. Si queremos evitar todas esas lesiones y secuelas, incluida la de la muerte,  lo más eficaz es actuar antes de que ocurran. LA PREVENCIÓN ES LACLAVE.

martes, 24 de abril de 2012

EL YIN Y EL YANG DE CONDUCIR EN CHINA

Manuel Castaño 24-04-12
Al visitar China, además de contemplar los guerreros de Terracota del ejército poderoso del imperio de Qinshihuang, la Plaza de Tían An Men, la grandiosidad de la Ciudad Prohibida  o la gran Muralla, una de mis pretensiones se centraba en poder recabar in situ toda la información posible sobre la connotaciones sobre la  Seguridad Vial de ese país.
Puedo estar satisfecho porque mi bitácora regresó repleta y mi cámara saturó su memoria con fotos y vídeos relacionados con la movilidad de vehículos, peatones y señalización. Conducir de forma tan igual en esencia a Europa, pero tan diferente en la práctica a la que estamos acostumbrados, puede ser la primera síntesis de mi curiosidad, así como la carencia de señalización y la prioridad de los vehículos sobre los peatones. Porque conducir en China también guarda relación con su filosofía taoísta del yin y yang como dos fuerzas aparentemente opuestas y complementarias para formar  parte del tao como la enseñanza del camino a recorrer. Dos fuerzas esenciales, tan opuestas como complementarias, que se encuentran en todas las cosas y, como no puede ser menos, también incrustadas en el fenómeno circulatorio. Porque en la forma de conducir, en las actitudes y comportamientos de los conductores y peatones y en la propia señalización, se solapan los aspectos positivos y negativos, lo bueno y lo malo, lo chino y lo europeo, lo caótico y lo armónico.
Y así es como se fueron reflejando y archivando, de forma compulsiva, lo bueno y lo malo que me ofrecía el tráfico de cada una de las ciudades y carreteras que visitaba. Si bien, la inmensidad del país también da opción a inmensidad de situaciones parecidas pero diferentes con una normativa y señalización con influencias europeas. Destacando, que la señalización vertical, luminosa y maracas viales, estaban reducidas a la mínima expresión, quizás porque en Europa estén sembradas con tanta abundancia, que a veces actúan en contra  de la seguridad pretendida. Los cruces y cambios de dirección o sentido, quedan regulados por un solo semáforo y por la norma general de que la prioridad la tiene el transporte público, el más fuerte o el que llega primero y que los peatones deben esperar. Pese a todo, dentro del caos y la rebeldía de los conductores, existe una inexplicable armonía y carencia de agresividad.
En las ciudades más importantes del país las calles suelen estar congestionadas, sobre todo en las horas pico. Pero tan poco tanto, pues el Estado regula el tráfico, por una parte, exigiendo que las matrículas circulen en días alternos y encareciendo la adquisición de los vehículos con un boleto de reserva para su compra que incrementa el precio en una media de 1.2000 euros.
 A partir de los Juegos Olímpicos, se nota que las rutas y carreteras nacionales (Nivel G) mejoraron significativamente, las provinciales (Nivel S) son de inferior calidad, mientras que las municipales (Nivel X) constituyen todo un desafío para los foráneos. Las autopistas son excelentes, con señalización en chino y en inglés y carril específico para emergencias.
Los vehículos son los reyes de la jungla  sembrada de innumerables bicicletas en mal estado y bicimotos y ciclomotores con baterías, sin dejar opción a las motos de mayor cilindrada. Eso sí, pese  a ser obligatorio el uso del casco, el yang es ver a un chino protegiendo su cabeza con el mismo o que los niños lleven sistemas de retención. Pero todo es relativo y complementario. La ley de seguridad vial (Tao) existe y las dos fuerzas, yin y yang, serían la fase siguiente después del tao, principio generador en las calles del bien y del mal. El bien centrado en la fluidez del tráfico que se sobrepone al respeto de los peatones, perdedores de todo derecho en beneficio de los transporte públicos y vehículos de dos ruedas con las sendas reservadas para ellos y la prioridad de paso en su camino. Y los chinos lo aceptan porque saben que el Tao es sinónimo del orden natural para enseñarles a integrarse en la movilidad, a fluir, a sentirse, en concordancia y armonía del camino vial, siendo capaces de ver el mal y el bien  en el recorrido ¿Quién sabe si es para bien o para mal? Uno cierra los ojos y no comprende cómo en una situación tan compleja  no ocurren más accidentes y disonancias.


SORPRENDENTE CAMPAÑA DE EDUCACIÓN VIAL

Zorrino y Chancho
Chanchos y zorrinos se unen a campaña de educación vial
http://www.la-razon.com/ciudades/Chanchos-zorrinos-campana-educacion-vial_0_1598840138.html
La Razón (Bolivia) - ‎18/04/2012‎
El programa de educación vial de la Alcaldía de El Alto contará desde el lunes 23 con otros dos personajes; a los burros y cebras se sumarán chanchos y zorrinos. Además, el 28, la comuna inaugurará el primer parque vial infantil de esta ciudad.

viernes, 20 de abril de 2012

PROYECTO SOBRE EL DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO Y LA CONDUCCIÓN

Les quiero ofrecer, para su conocimiento y análisis, el interesante proyecto que me ha remitido D. Marcos Flórez, de la empresa Prometeo, sobre un tema que considero de alta relevancia e importancia con repercusiones serias sobre la seguridad vial.
Como quizás ya sabe, recientemente ha finalizado el estudio liderado por PROMETEO y financiado por la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco acerca de la capacidad de conducción de las personas con Daño Cerebral Adquirido.

Este estudio tenía 2 objetivos principales:
1. Mejorar el conocimiento existente sobre el grado en que las personas que han sufrido  un daño cerebral ven afectada su capacidad para conducir un vehículo de forma segura debido a sus secuelas cognitivas y/o comportamentales.

2. Evaluar la viabilidad de diseñar un protocolo y herramientas específicos para diagnosticar la capacidad de conducción de estas personas, teniendo en cuenta que las actuales pruebas psicotécnicas no parecen ser suficientes.
Las conclusiones del estudio han resultado ser tan interesantes que estamos buscando la manera de ampliar el estudio, dándole una vuelta de tuerca más que nos permita llenar un vacío, tanto de conocimiento como de soluciones, que existe y que afecta tanto a la autonomía personal de los afectados por un daño cerebral, como a la seguridad vial de todos.

 Nos deja un enlace a un video-resumen del proyecto donde se exponen con suficiente claridad llos objetivos, las fases y conclusiones del Proyecto. Te invitamos a conocerlo.
 http://www.youtube.com/watch?v=WAMbz_E9hMg&feature=youtu.be

Día Mundial de la Bicicleta

Bicicletas, sí, pero dentro de un orden y unas normas.
Remito el mensaje que me hace llegar Yainire Elorza, redactora de las webs www.losmaspequenosyseguridadvial.com  y www.ninosyseguridadvial.com , dos webs de educación vial promovidas por el Instituto de Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, en el que me dice y aís os lo hago llegar a la espera de que os pueda servir para potenciar entre los menores y mayores el uso adecuado de la bicileta, como medio de transporte ecológico, saludable y seguro.
www.losmaspequenosyseguridadvial.com, www.ninosyseguridadvial.comTe escribo ya que el 19 de abril se celebra el Día Mundial de la Bicicleta con el objetivo de promocionar este medio de transporte y llamar la atención sobre los derechos de los ciclistas. En este día,  el Instituto de Seguridad Vial de la Fundación MAPFRE también queremos colaborar recordando a los más pequeños las normas de circulación a la hora de andar en bici y hacerles participe de este día. Nuestro alumno más aplicado, Jota Jota ya tiene un video para enseñar a los más peques a montar en bici de una forma segura  http://www.losmaspequenosyseguridadvial.com/videos.html. Además te adjunto algunos juegos que hemos desarrollado sobre la bici y los patines que pueden ser interesantes.
 http://ninosyseguridadvial.com/test_seguridad_vial/bicicletas-y-patines-tercera-actividad/
 http://www.losmaspequenosyseguridadvial.com/juegos.html
 También te envío una serie de libros interactivos que igual te interesen
 - La Banda de las Ruedas Locas: http://www.profesoresyseguridadvial.com/libro-la-banda-de-las-ruedas-locas-educacion-primaria/
 - Pato va en bici: http://www.profesoresyseguridadvial.com/pato-va-en-bici-conocimiento-del-medio-edad-5-7-anos/
 - Mi querida bicicleta: http://www.profesoresyseguridadvial.com/mi-querida-bicicleta-lengua-edad-10-12-anos/
 - La bicicleta es mía: http://www.profesoresyseguridadvial.com/la-bicicleta-es-mia-lengua-edad-8-11-años/
 Y por último  te recomiendo nuestro Facebook de profesores www.facebook.com/profesoresyseguridadvial  donde hay concurso para el colegio de los peques y muchas cosas más.

miércoles, 18 de abril de 2012

POLÍTICAS DE SEGURIDAD VIAL (y III)

M. Castaño, 18-04-2012
Durante las dos semanas pasadas tuvimos ocasión de comentar aspectos relacionados con la modernización de la gestión para la mejora de la Movilidad y también de los nuevos servicios de la DGT a los ciudadanos. Hoy, procede dedicar nuestro tiempo a las otras dos líneas de acción que se contemplan  dentro de la nueva Estrategia de las Políticas de Seguridad Vial.
Textualmente la frase lapidaria quedó expuesta por el Sr. Ministro en los siguientes términos, que desgranaremos a continuación: se nos exige abordar actuaciones destinadas a racionalizar la gestión económica y presupuestaria, adaptar los recursos humanos al actual contexto de restricción, redefinir las Jefaturas Provinciales de Tráfico e implantar un sistema de calidad en la gestión.
Así pues, al parecer, una de las realidades que vamos a ver, más que intenciones o deseos es el gran cambio que se le va a dar a al estructura y organización de la DGT y sus Jefaturas Provinciales de Tráfico, con el fin de hacerlas más eficaces, eficientes y austeras. Cierto que después de más de 60 maños de existencia, nadie duda que proceda hacer una renovación de las mismas en cuanto a las funcionalidades, servicios y trabajos de los empleados, con el fin de servir mejor a los ciudadanos y, como bien dice y resalta el Ministro, que esto sirva para garantizar la mejora de la Seguridad Vial, reforzar la prevención y potenciar la Educación Vial.
Repasemos: eficacia, servicio a la ciudadanía, Seguridad Vial, prevención y Educación Vial. ¡Olé por la proclama de estos objetivos! Ya veremos cómo se cocinan estos ingredientes para lograr el plato a la perfección. Inicialmente me gusta que se esté tratando de coger al toro por los cuernos, que las intenciones y planes sean los debidos, pero, permítame señor Ministro, que aunque no lo deseo, exprese mi derecho a la duda, porque uno lleva encima demasiadas promesas y excelentes planes incumplidos. Y me dolería, como me imagino que a toda la sociedad en general, que se estuviese jugando con las víctimas y las terribles secuelas que ocasiona el tráfico cuando las cosas se hacen de diferente manera a las proclamadas, cuando la teoría se distancia divergentemente de la realidad y el corazón no es capaz de asimilar las diarreas mentales y estas se traducen en malestar para la propia sociedad, y especialmente para los colectivos de las víctimas, si se tienen que resignar al incumplimiento de lo dicho y prometido.
Tampoco parece mal (me imagino que posiblemente los funcionarios afectados puedan estar en disonancia), que se remodelen los servicios y que se adecue a más de 1000 administrativos para potenciar la Seguridad Vial en tareas formativas y de colaboración. Porque todos entendemos que los recursos humanos están para ser válidos al servicio de los ciudadanos y de las buenas causas. Como tampoco parece ser mala idea el aprovechamiento de los recursos inmobiliarios de la DGT y  que las tecnologías de la información faciliten la gestión, a través de los pagos con tarjeta que evitarán las esperas eternas delante de una ventanilla. Lo que si puede preocupar es que detrás de algunas reformas y estructuraciones válidas y positivas, pueda estar enmascarada la pérdida de puestos de trabajo.
Por otra parte, es de lógica que la cuarta línea de la estrategia haga relación a la Movilidad y Seguridad Vial. Es lo apropiado, porque rubrica el objetivo final de las Políticas para al Seguridad Vial de reducir al máximo la accidentalidad. También me ha sido grato leer que en esta Estrategia se haga un llamamiento especial para trabajar con rigor sobre los comportamientos viales en cuanto al alcohol, las drogas, la velocidad, los sistemas de retención, el uso del casco y otros factores de riesgo, sin olvidarnos de que la Movilidad Segura ha de manifestarse en cinco formas interrelacionadas: universal, ecológica, competitiva, saludable y sobre todo, segura.
Pero lo que menos me ha gustado es que, al proponer la necesidad de coordinación entre diferentes ministerios para favorecer la Seguridad Vial, no se haya mencionado al Ministerio de Educación, pese a resaltar que la Educación Vial debe ser protagonista en la Estrategia.

POLÍTICAS DE SEGURIDAD VIAL (II)

M. Castaño, 15-04-2012

Viene a cuento recordar a los lectores que no tuvieron ocasión de leer la columna del martes anterior, que habíamos planteado los prolegómenos de la Estrategia del Gobierno en materia de Seguridad Vial, apuntando las consecuencias de la inseguridad vial y las posibles soluciones, que serán eficaces si se actúa con un carácter preventivo sobre todos y cada uno de los ámbitos implicados, pero, sobre todo, incrementando la educción y formación vial de todos los ciudadanos, en cuyo grupo estamos incluidos cada uno de nosotros.
Hoy avanzaremos un poco más en el desarrollo de esta estrategia, porque solamente aquello que se conoce, se puede asimilar y poner en práctica con líneas específicas de acción.
Es así que el señor ministro presentó ante la Comisión de Seguridad Vial, los ejes vertebradores de la acción, mediante el desarrollo de una estrategia global que se sustentará, a su vez, en torno a un eje de  acción prioritaria: incrementar la seguridad de los conductores. Para lograr este objetivo, habrá que atajarlo desde cuatro líneas de actuación principales que empezaremos a comentar en el día de hoy y remataremos el martes que viene: (1) la gestión y tecnología del tráfico y mejora de la movilidad de las infraestructuras viarias, (2) avanzar en la modernización de los servicios al ciudadano, (3) conseguir una estructura organizativa y un modelo de gestión orientado a la calidad y a la eficiencia en la asignación de recursos humanos, materiales y económicos y (4) avanzar hacia una movilidad sostenible.
Pero no solamente el Ministro se dedicó a numerar las cuatro líneas de acción, sino que llegó con los deberes hechos y expuso las pinceladas básicas para pasar de la teoría a la práctica, detallando las acciones más importantes que piensa llevar a feliz término. En cuanto a la gestión y mejora de la movilidad, conviene que nos pongamos las pilas de la información, porque nos van a afectar a todos. Por una parte, se va a generar la legislación oportuna para la implantación de los Sistemas de Transporte Inteligentes (STI) y además,  la implantación de sistemas de información con otros modos de transporte, la mejora de la educación y formación de los conductores (desde la escuela a la autoescuela), la incorporación de la información sobre el estado del tráfico en los navegadores, el proceso de imposición de sanciones de tráfico, el impulso de la Dirección Electrónica Vial (DEV), es decir, el cambio del domicilio físico de notificaciones por un domicilio electrónico seguro y la implantación del sistema e-call para avisos de emergencia cuando se produzcan accidentes. También hay un deseo positivo, manifestado por el Ministro, de querer mejorar la gestión y estado de las carreteras (?), así como todo lo relacionado con los permisos de conducir  y autorizaciones de vehículos, invirtiendo en la incorporación de las nuevas tecnologías que permitan mayor rapidez y eficacia, eliminando toda la carga burocrática que se lleva hasta ahora. Pero, ojo, todo en consonancia con el actual contexto de profunda crisis económica, obligando a orientar las acciones en favor de la racionalización de los medios y efectivos disponibles, modernización de los servicios que se prestan a los ciudadanos. Parece ser que se apunta a suprimir redundancias e ineficiencias y mejorando la transparencia en la gestión.
En consecuencia, ante los grandes cambios que se anuncian, no nos va  a quedar más remedio que ponernos la día para tratar de adaptarnos a estas mejoras, que en principio buscan el noble objetivo de una Movilidad Segura por todos y para todos. Pese a todo, me viene a la mente la cita de Descartes resaltando que  es prudente no fiarse por entero de quienes nos han  engañado una vez, porque del dicho al hecho hay un buen trecho. Así pues, ¡Abrimos las puertas a la esperanza, deseando que la maltraída crisis no se un escollo para ver la realidad!
Para concluir y completar la trilogía, la semana que viene, dedicaremos algunas líneas más relativas a las dos acciones que restan en el desarrollo de esta estrategia.


domingo, 1 de abril de 2012

POLÍTICAS DE SEGURIDAD VIAL ES ESPAÑA (I)

M
M. CASTAÑO PARDO, 1-04-2012

En la comparecencia del Ministro del Interior, llevada a cabo en enero del presente año, ya nos dio un boceto de cuáles serían las prioridades sobre Seguridad Vial. Como continuidad para el desarrollo de las citadas políticas, la semana pasada el responsable es este Ministerio expuso, ante la Comisión de Seguridad Vial del Congreso, algunos matices al respecto, para tratar de conseguir que España pueda ser un país más seguro y con menor accidentalidad.
Comenzó sus argumentaciones haciendo un planteamiento general de la visión poliédrica o sistémica del fenómeno circulatorio, resaltando los múltiples ámbitos, factores y variables que están relacionados e interrelacionado,, motivo por el cual, a la hora de  preservar, cuidar e incrementar los niveles de seguridad exige  desplegar estrategias y recursos adecuados.
También afirmó, delante de esta Comisión, que la Seguridad Vial constituye uno de los ámbitos prioritarios del Ministerio. A esto le llamo yo echar los arrestos y apostar con firmeza.
Después de sentar la premisa mayor, pasó a realizar un recorrido de éxitos y agradecimiento a los predecesores de la DGT, porque lo cortés no quita lo valiente y es de bien nacidos ele ser agradecidos. Y acto seguido, hizo una presentación breve, pero sabrosona, en cuanto al currículo y valía de la nueva Directora General, la doctora María Seguí, que sin duda lo tiene y vale, porque sus méritos curriculares y profesionales así lo avalan. Pero en lo que no coincido del todo con el señor ministro es cuando afirma que es muy difícil reducir al 50% las cifras de morbilidad y mortalidad de los siniestros viales, como pretende la Estrategia Europea de Seguridad Vial antes de que finalice el 2020. Si como dice el refrán, querer es poder, la nueva Directora está capacitada, tiene ganas y además sabe tras de lo que se anda. El objetivo es difícil pero no imposible, porque ella tiene claro que se mejorará si se actúa sistémicamente, concienzudamente y con fundamentación preventiva, sobre todos y cada uno de los colectivos y usuarios de las vías, con una legislación adecuada, investigando con seriedad y rigor, con programas de educación vial en el ámbito escolar y para todos los ciudadanos, mejorando la formación vial (tanto inicial como permanente) de los conductores, fortaleciendo la revisión de los Centros de Reconocimiento y de la ITV de los vehículos, propiciando formación básica y especializada en soporte vital básico y emergencias, mejorando el Permiso por Puntos, la atención a las víctimas, la mejora de las infraestructuras y señalización … que sumen para lograr ese objetivo de reducción del 50%, pese a estar muy por debajo del 0% que se han fijado los suecos desde hace años. Porque las utopías son necesarias para conseguir la realización de los sueños.
Para ser eficaces y eficientes, no basta sólo con aceptar y reconocer el problema como una pandemia o estandarte de la muerte que reporta miles de heridos y muertos. Pues si bien es que esa es la realidad,  más cierto es que todo el problema y sus secuelas pueden ser evitables si sabemos hacer las cosas desde la prevención y todos nos comprometemos e implicamos en esa responsabilidad social y compartida, sabiendo hacer y comportarse como peatón, conductor o viajero. Si esto fuese así, sobrarían las multas, las sanciones, el carné por puntos y la cárcel para los más díscolos. Y no es que quiera eliminar puestos de trabajo en el cuerpo de la Guardia Civil de Tráfico, ni reducir las arcas de la Administración _ Dios me libre con la que tenemos encima_ . Simplemente me reafirmo en la tesis de que haciendo bien las cosas y llevando acciones preventivas, compartidas y comprometidas, sobre el factor humano, será la mejor manera para no inculpar esa responsabilidad sobre la Dirección General de Tráfico. Los poderes públicos tienen la obligación de velar por la seguridad de sus ciudadanos, pero más cierto es, que  los ciudadanos no se pueden ir de rositas y deben implicarse en este objetivo.