Google+ Followers

miércoles, 30 de enero de 2013

Aplicación de alertas en TESTRA para infracciones de tráfico

COLABORACIÓN: Javier GARCÍA. 30-01-13

Las infracciones de tráfico son un asunto desagradable la mayoría de las veces, ya que a nadie le gusta recibir una. Aunque siguiendo las normas de seguridad vial y conduciendo con respeto la probabilidad sea menos, siempre podemos cometer una infracción. En otras ocasiones puede que el hecho se produzca de manera injusta y queramos recurrir.

Tanto si somos conductores normales como si, especialmente, trabajamos en el sector del transporte, conocer de manera rápida si tenemos alguna infracción pendiente puede ahorrarnos muchos problemas.

 El Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico es un listado electrónico que permite consultar las multas que la Dirección General de Tráfico o el Ayuntamiento correspondiente, que no nos  hayan podido informar directamente en nuestro domicilio por estar ausentes, por haber cambiado de domicilio sin haberlo comunicado, etc.

A priori puede parecer una tontería, pero tras reflexionarlo un momento nos damos cuenta de que es muy importante conocer si tenemos multas pendientes, ya que después de 20 días naturales desde la notificación publicada, perdemos el derecho al descuento, a recurrir y otras alternativas.

Por otro lado si somos empresarios, debemos estar muy atentos a dicho tablón, ya que en el TESTRA en muchas ocasiones lo que más aparece son requerimientos, para que las empresas identifiquen los conductores de los vehículos.

 El problema es que este tablón hay que revisarlo de manera manual, lo que puede ser tedioso sobre todo en el sector profesional. Es por esto que algunas compañías ofrecen soluciones que nos alertan si tenemos alguna infracción pendiente, como la aplicación TESTRA de CEA.
Esta aplicación se puede instalar en el teléfono, y nos mantiene informados de forma directa y sencilla. Una vez descargada e instalada podremos configurarla con la matrícula del vehículo, el DNI o el CIF.  De esta forma estaremos alerta si tenemos algo pendiente, tanto a nivel de tráfico como de ayuntamientos, y es importante para no acumular sanciones ni perder puntos.
Esperamos que os sea de utilidad y que a partir de ahora controléis más vuestras apariciones en el tablón de multas.

lunes, 28 de enero de 2013

A VUELTAS CON LA SUBIDA Y BAJADA DE LA VELOCIDAD


MANUEL CASTAÑO PARDO, 28-01-13

Una vez más y con argumentos similares, la DGT española mete el dedo en la llaga con los límites de velocidad en las carreteras convencionales, en las autovías y autopistas. En las carreteras convencionales se reducirá el límite de velocidad de 100 a 90 Km./h y en otros tramos incluso más. Además, sobre la ubicación de los 350 radares no operativos, Tráfico está trabajando para volver a ponerlos en funcionamiento, que añadirá a los 700 que hay instalados en las carreteras, colocándolos donde la velocidad superior al limite es incuestionablemente como factor de riesgo. Por el contrario, en las autovías y autopista, la propuesta es al alza hasta los 130, eso sí, de forma variable y en tramos determinados o conforme a las condiciones de la vía, del clima o de otras circunstancias, según se refleje en los paneles luminosos.
Estas medidas han hecho saltar las alarmas impulsivas de forma individual y colectiva, propiciadas más por el instinto natural frente a los límites, más que por el fruto del razonamiento y posterior asimilación e interiorización, olvidándonos de la línea aristotélica de que somos animales sociales por naturaleza, porque lo primero cabrearse y protestar sin evocar argumentos respaldados con juicios de valor. Porque en este tema, como en otros muchos, todos somos expertos basados en argumentos solventes y científicos,  tales como: a mi me parece, yo creo, pienso, está claro lo que se pretende, lo que menos le importa es la seguridad, mejor es que cuiden más el estado de las vías, con los coches que hay ahora, encima que han subido los peajes … y así seguiremos la retahíla  de falsos o no contrastados argumentos, que si bien facilitan el desahogo de la plebe, impiden la racionalización cívica de la norma, su asimilación y el posterior acatamiento. Eso sí, exigiendo a la administración que nos aporte más razones de peso o que consulte a sus ciudadanos. Lo curioso es que hemos protestado más por la bajada de límites en las carreteras convencionales que por la subida (insuficiente para algunos) en las autovías y autopistas. Y uno se pregunta:

¿Existen razones de peso para que la DGT haya optado por estas nuevas modificaciones de los límites máximos de velocidad?

Según datos de la DGT, se trata de una medida que apunta a la seguridad, porque el 75% de los accidentes se producen en carreteras convencionales de dos sentidos, debido a despistes y excesos de velocidad con invasión del carril contrario. Pero hay más factores de riesgo en estas vías: más incorporaciones y salidas de vehículos, animales que se cruzan, peor trazado y señalización, en muchas pero estado del firme, menor visibilidad … y todo ello, se puede ver incrementado por las condiciones climáticas, el incremento del tráfico en períodos vacacionales etc. Pero sin olvidarnos de que la subida de los peajes está ahuyentando a muchos conductores hacia este tipo de carreteras, propiciando menor fluidez y mayor riesgo.
Lo que el ciudadano normal no encaja del todo es que la medida principal de seguridad, se centre en el incremento de los radares, porque eso sí que suena a sanción y recaudación, habiendo como hay medidas preventivas tanto o más importantes que esta.
Pese a que muchos conductores son conscientes de que circular a una velocidad excesiva es un importante factor de riesgo, todavía hay un pequeño reducto que no cumple los límites de velocidad establecidos, sea cual sea el techo de los mismos. Según el estudio de INSIA en 2010, tendemos a circular por encima de los límites establecidos  y nos olvidamos de la importancia de realizar una conducción responsable y adecuada, y de este modo evitar un tercio de los muertos en accidente. En el 27% de los accidentes mortales en vía interurbana se apreció la velocidad inadecuada como factor concurrente. “Las prisas te hacen cometer errores y conduciendo no hay segunda oportunidad”. Por encima de la normas, los límites deben estar en la cabeza del conductor responsable de saber conducir conforme a las mejores condiciones de seguridad.

martes, 22 de enero de 2013

¿REFORMA DEL SISTEMA DE FORMACIÓN DE LOS CONDUCTORES?

Pese al alto impacto que ha provocado el nuevo modelo de exámenes, teóricos y prácticos, en el permiso de conducir español, estimo que el planteamiento, análisis y realidad, ha de reclamar mayor profundidad y compromiso por parte de los diferentes ámbitos implicados: la Administración, el Sector de Autoescuelas o Centros de Formación Vial, la sociedad en su conjunto y cada uno de los ciudadanos en particular, pues no envano la formaciíon de calidad de todos los conductores es la base de la Segurdiad Vial.
Conviene resaltar que lo único que ha hecho la Adminsitración es modificar el instrumento de evaluación y no tanto el modelo, porque hay diferencia entre ambos matices. El modelo sigue siendo el mismo, en cuanto al teórico realizando un cuestionario de 30 preguntas, eso sí, sobre una base de 15.000 y en relación al práctico incluyendo unas variaciones de poco valor añadido para la seguridad, tal cual son, la mecánica básica (se aprenderá de rutina), la autonomía en la conducción (?) y la conducción eficiente (?). Todo ello partiendo de la base que el examinador haya sido preparado adecuadamente para estos cambios.
Pero mi reflexión va más allá de todo esto. Porque la verdadera modificación para el logro de los conductores eficientes y educados, pasa por la reforma seria del sistema de formación incial y permanente y esta reforma conlleva o arrastra también ala del sistema de formación de profesores y directores, de examinadores, de los centros de formación y de los de reconocimiento médico. Por supuesto, que en cualquirer reforma educativa, el sistema de evaluación es básico porque los centros y profesores enseñarán y los alumnos aprenderán conforme al modelo e instrumento de evaluación aplicado. Mi deseo sería que la reforma global de la formación de los conductores no tardase en llegar, que se hiciese de forma seria y profunda y que este primer cambio en el instrumento de evaluación haya sido un  primer paso.Me temo que será un proceso largo, pero deseable.

sábado, 19 de enero de 2013

CIRCULACIÓN AGITADA EN LA CIUDAD


Manuel CASTAÑO PARDO, 19-01-13
 
Es posible que muchos de ustedes hayan percibido, vivido o soportado determinadas situaciones generadas por el trafico en las ciudades y que suelen tener su origen en infinidad de variables que afectan al tráfico, en cuanto a su fluidez y seguridad en determinadas horas o zonas, condiciones atmosféricas, imprevistos en las vías,  espectáculos que reclaman grandes aforos o, como suele ocurrir en estos fechas, las avalanchas hacia determinados puntos en busca de las rebajas. Frente a cada una de las situaciones los conductores solemos  reaccionar de forma diferente, pero cuando se provocan aglomeraciones, las respuestas actitudinales y las estrategias para afrontar el problema se pueden ver alteradas en casi todos, incluso en las personas más educadas, sensatas y calmosas. Porque es cierto que el ambiente nos condiciona y que conducimos como vivimos, asombrándonos muchas veces de las cosas que somos capaces de hacer cuando nos dominan los nervios por encima de la sensatez.
En las aglomeraciones de tráfico se desata, de forma diferente,  la química, la física y las capacidades psicológicas de cada individuo, ocasionada por una “agitación o estrés” de mayor o menor grado, que se suele incrementar, por simbiosis, con la agitación y estrategias del resto de los conductores, provocando en la masa: inquietud, alteración, excitación, nervios, bullicio movida, ajetreo… y otros síntomas de supervivencia, dando como resultado una situación anómala, sobre todo, a la hora de querer aparcar. Cuando la situación no es controlada ni dominada deforma individual y colectiva, las estrategias y técnicas de búsqueda pasan a formar parte de  la zona más primitiva de supervivencia del ser humano y cada uno empieza a buscarse las habichuelas derrochando imaginación, luchando contra toda norma legal y de convivencia. Esta situación agitada es la que provoca que los “listillos” opten por aparcar en doble fila, encima de la acera, en los pasos de peatones, delante de l as plazas de garaje, paradas de autobuses o en las zonas peatonales. Estas situaciones agitadas incitan a otro colectivo a iniciar circuitos de vueltas y más vueltas en la búsqueda del aparcamiento, sin importar entorpecer al que viene detrás o, lo que es más grave, a circular en dirección prohibida cuando sospecha que a mitad de calle puede haber encontrado el espacio deseado.
Como resultado de esta agitación, que normalmente carece de la presencia de los agentes del orden, se produce una situación aún más estresante y un incremento del problema: además de las infracciones posibles, se congestiona más la zona, se contamina más, se consume más combustible, se multiplica el desorden y el caos, los nervios alcanzan niveles insospechados, la solidaridad pasa a la historia, la convivencia brilla por su ausencia… y en determinados casos, puede dar origen a los insultos, peleas y posibles sanciones. Es así como la propia masa agitada se apodera e incide en cada uno de los conductores afectados, para incrementar el problema en vez de ayudar a buscar soluciones, porque el enfrentamiento mal enfocado a esta situación es una respuesta primitiva del organismo, preparatoria para el ataque o la huida, frente a la situación de peligro que está alterando la rutina cotidiana.
En consecuencia, los ciudadanos en general y especialmente los conductores, debemos aprender a adaptarnos a las diferentes situaciones que puedan provocar esa forma de conducir con agitación, que en nada favorece la solución al problema. La Movilidad Segura reclama a cada uno de nosotros conductas y estrategias aprendidas para dar la respuesta adecuada y así intentar ser más pacíficos, sosegados y calmos para aprender a convivir y a conducir repartiendo solidariamente ese espacio que en las ciudades es cada vez más escaso y, posiblemente, también tengamos que acostumbrarnos a cambiar el uso del vehículo particular, por el colectivo, por los de dos ruedas o, simplemente, optar por ir andando, que es más sano, más barato, agita menos a la plebe, favorece la fluidez, cuida la salud y propicia la seguridad.

viernes, 18 de enero de 2013

CADA VEZ MENOS ACCIDENTES DE MOTOS

 COLABORACIÓN: Paula MÉNDEZ, 18-01-13

¿Qué mejor que empezar el año con una buena noticia?
En 2012 la cifra de muertos en accidente de tráfico ha descendido; y mejores noticias para los de moto, que han tenido un descenso superior al 20%.
La mejor noticia es que cada año podemos ir rebajando esta cifra, y este año también se puede reducir. La cifra de 2012 es de 188 muertos, un número trágico, pero esperanzador si lo comparamos con los 236 de 2011.
El Club Soy Motero de  Mutua Madrileña Automovilista
se ha hecho eco de esta noticia; y si exceptuamos a camiones y autobuses, es el transporte que mayor descenso porcentual ha tenido. Debemos hacer hincapié en la forma de contabilizar los fallecidos, ya
que la estadística muestra los que se producen 24 horas después del accidente; la misma técnica
que ha utilizado la DGT en los últimos años.Los únicos que no han reducido las cifras de muertos de la misma forma han sido los ciclomotores, ya que la cifra total ha sido inferior a 2011 en un solo fallecido: 33 en 2012.
Es cierto que los desplazamientos se han reducido por diferentes motivos, como por ejemplo la tan temida crisis.
Estos números siguen siendo una noticia increíble, ya que la reducción de la mortalidad es superior a la caída del 4,4 % en los desplazamientos de largo recorrido.

miércoles, 16 de enero de 2013

UNIDAD DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA DE LA DGT EN SALAMANCA. Un claro referente para la Educación Vial a nivel nacional e internacional.

El 14 de enero de 2012 la UNIDAD DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA DE LA DGT recibió la visita oficial de todas las fuerzas vivas de la Comunidad de Castilla y León. Al acto acudieron el Delegado del Gobierno de la Junta, el Subdelegado de Salamanca, el Delegado de la Junta, el Alcaldede la ciudad, le Teniente Coronel de la Guardia Civil, le Jefe de Tráfico de Valladolid y Salamanca y otras autoridades.
Sin duda que esta visita ha tenido la clara intención de conocer in situ y de  ofrecer el espaldarazo, confianza y aliento para que la Unidad de Intervención Educativa para el logro de los objetivos y proyectos marcados en el Plan de la DGT y en la estrategia de la porpia Unidad.
El hecho de que la DGT haya situado a esta Unidad en Salamanca, nos hace sentir orgullosos y esperanzados en que su contribución va a ser crucial para poder potenciar la información, formación y educación vial en todos los coiudadanos y especialmente en las familias, centros educativos, formativos y de los agentees educadores.
Salamanca se convierte en referencia nacional e internacional de la Educación Vial como la clave para la Seguridad Vial.
Dejamos una muestra de la transcencencia de este acto, presentando los enlaces del tratamiento llevado por diferentes medios de comunicación a nivel nacional, de Castilla y León y de la propia ciudad de Salamanca.

http://www.europapress.es/castilla-y-leon/noticia-centro-superior-educacion-vial-desarrolla-campanas-proyectos-nacionales-mejorar-seguridad-carrete-20130115134330.html

http://www.que.es/salamanca/201301151343-centro-superior-educacion-vial-desarrolla-epi.html

http://www.noticiascastillayleon.com/noticia/Desciende-un-19-los-fallecidos-por-accidente-de-trafico-en-Castilla-y-Leon-en-2012/34820/1/

http://www.elnortedecastilla.es/20130115/local/salamanca/gestionara-desde-salamanca-campanas-201301151820.html

http://www.salamanca24horas.com/local/80424-mas-de-8-100-conductores-fueron-sancionados-con-perdida-de-puntos-el-ano-pasado

http://www.europapress.es/castilla-y-leon/noticia-conductores-comunidad-pierden-300000-puntos-carnes-conducir-pasado-ano-20130115141439.htmlhttp://www.europapress.es/castilla-y-leon/noticia-conductores-comunidad-pierden-300000-puntos-carnes-conducir-pasado-ano-20130115141439.html



sábado, 12 de enero de 2013

INFORME DE TRÁFICO. MAYOR RIGOR Y COMPROMISO. DGT (España)



Manuel CASTAÑO, 12-01-13
 
Ya lo resaltábamos en el artículo de la semana pasada, como lo han hecho todos los medios de comunicación en España. El motivo no es para menos, porque el descenso de los fallecidos (que no de accidentes y heridos) es altamente significativo. Tanto es así, que para algunos agoreros, esta tendencia a la baja, es como una voz de alarma, ya que este optimismo se puede traducir en una bajada de tensión y acción de la Administración y de la sociedad que provoque un repunte en la siniestralidad.
Hoy por hoy, la realidad optimista viene solapada por el Informe que presentó hace unos días la Directora General de Tráfico, según el cual, España es el sétimo país europeo con menos tasas de mortalidad por accidentes de tráfico. Y esto es razón suficiente para celebrarlo y para estar satisfechos de que en la última década la tendencia siempre haya sido a la baja. Pero, al mismo tiempo, me ha llamado la atención y me ha llenado de satisfacción que, tanto el Ministro del Interior como la propia María Seguí, se congratulen con los resultados, pero que resalten que estos resultados exitosos se deben a una tarea de todos los agentes sociales y como sumatorio de múltiples factores de difícil determinación correlacional, pese a que con más frecuencia que rigor científico, se suela atribuir la accidentalidad principalmente al factor humano, la velocidad, las distracciones, el consumo de alcohol y otras drogas, el estado de las vías… Porque esta falta de rigor y el mal uso o interpretación de estos factores de riego pueden enmascarar la realidad y reducir la eficacia en los niveles de intervención.
Apunta la Directora General de Tráfico, que el éxito proviene de una mejora de las vías, de los vehículos, de otras variables como la vigilancia y control… pero sobre todo, de la implicación social, de la mejora de la formación y educación vial, del rechazo social hacia los infractores y de la unificación internacional en materia de seguridad vial. Con lo cual, está claro que el mérito es de la sociedad en su conjunto, porque esta es una tarea de responsabilidad compartida.
Insistiendo en es descenso de la mortalidad y en esta tarea de implicación social, creo que hay que resaltar que este Informe Estadístico ha de ser una herramienta de evaluación que nos sirva a todos, y especialmente a la DGT, para conocer mejor la realidad vial y los efectos negativos y que este conocimiento detallado y riguroso sirva para dinamizar propuestas y proyectos de mejora en todos y cada de los mayores factores de riesgo. Porque de nada servirá conocer y resaltar que el 50% de los fallecidos tenían 45 o más años, que el 60% de ellos eran varones, que el 63% conductores y el 18% peatones. Como tampoco solucionamos el problema sabiendo que el 78% de las muertes se produjeron en las vías interurbanas y de ellos el 36% por salidas de la vía o que el 45% de los conductores fallecidos tenían restos de alcohol o drogas en su sangre. Los datos estadísticos son fríos e inútiles si se quedan en el Informe. Estos datos deben ser considerados como fuente de luz para seguir iluminando el camino de la reducción de la siniestralidad y no podemos descansar hasta que hayamos conseguido el objetivo cero.
En este sentido, es de agradecer el cambio de rumbo que maraca la Directora General de Tráfico al comprometerse con nuevas propuestas de mejora para el año iniciado, tales como la mejora de la recogida integral de datos del accidente para los que es imprescindible la colaboración de las Comunidades Autónomas y de los ayuntamientos; la mejora de las vías interurbanas y de la señalización sin que se resientan por la crisis; la posibilidad real de que la velocidad se incremente en las autopistas-autovías y que se reduzca en las carreteras convencionales … y otra serie de medidas que sin duda van sumando para seguir en la buena dirección. Pero, lo que más me ha gustado, es que se haya apostado por la calidad del factor humano por medio de la formación y de la Educación Vial. Porque las cifras son solamente una parte consecuente de los accidentes y conocerlas es el punto de partida para empezar a reducirlas con la implicación de todos, porque en cada uno de nosotros es parte de la solución.

lunes, 7 de enero de 2013

LOS MENORES DE 14 AÑOS VÍCTIMAS INDEFENSAS


 
M. CASTAÑO. 7-01-13
¡Qué bien hemos empezado el año! La síntesis del balance sobre la mortalidad en las carreteras españolas, referidas al año anterior, ha sido la causa de este regocijo institucional y social. Traducido a cifras, que son las que bareman los datos y sirven para comparar, hemos logrado un 12% menos de muertos en las carreteras interurbanas, es decir, que han perdido la vida 180 personas menos que en el 2011. Pero, si bien son muchas las vidas salvadas, no podemos olvidarnos de que también siguen siendo excesivas esas 1304 que perdieron su vida y tampoco deja de sorprendernos que el 77% de ellas lo hayan hecho en carreteras convencionales y mucho menos podemos dejar a un lado de que este año pasado, dentro de la estadística, el mayor número de muertos haya recaído en los menores de 14 años.
¿Cómo podemos tolerar, acallar nuestras conciencias, dirimir responsabilidades y dormir tranquilos si no somos capaces de proteger y custodiar debidamente a los menores, a los más indefensos y a los menos culpables? ¿Cómo un padre, madre, abuelo, abuela… puede permitir que sus hijos vayan en el coche sin los sistemas de retención o de protección adecuados; que usen la bicicleta sin el casco o por lugares inoportunos e inseguros; que crucen la calle por lugares de riesgo o no respetando el semáforo…? No tiene sentido, ni razón, ni justificación alguna, porque los únicos culpables son los mayores que deberían haber puesto todos los medios para prevenir el accidente y de este modo, evitar truncar la incipiente vida de un niño o un adolescente. Ninguna muerte tiene sentido, pero menos la de los niños, ya que todas ellas se podían y debían haber evitado. No me extraña que en este sentido, la postura del Fiscal General de Seguridad Vial reclame responsabilidades severas para los padres que toleran o son inconscientes de los riesgos a los que someten a sus hijos.
Bien resalta el Ministro del Interior que el éxito o fracaso de las acciones en materia de Seguridad Vial y el descenso de la siniestralidad en el 2012, es fruto de la nueva cultura vial que está calando en la sociedad española y que no es atribuible en exclusiva a la DGT. Por eso, considero que hay que resaltar y felicitar a la Directora General de Tráfico cuando apuesta por la creación de Unidades especializadas y específicas para la prevención de los accidentes y la mejora de la Seguridad Vial, tal cual son: la Unidad de Intervención Educativa, con sede en Salamanca, para trabajara a fondo sobre la Educación y Formación Vial; la Unidad de Normativa y Seguridad, con sede en Madrid, para estar al día de la legislación oportuna y necesaria; y la Unidad de Atención a las Víctimas de Tráfico, con se de en Pamplona, con e fin de seguir, ayudar y evitar que las víctimas caigan en el olvido y su presencia siga de estímulo para seguir luchando con el objetivo de que nunca se produzca una más.
Pero no debemos olvidar que la sociedad también juega un papel importante a favor de la Seguridad Vial. Que también ella ha de ser partícipe de los fracasos y de los logros, porque no conviene olvidar que cada vez somos más los que remamos en el mismo sentido. Cada vez son más las instituciones públicas y privadas, las asociaciones y ONGs, las universidades, los la Guardia Civil de Tráfico, los Policías Locales … y un ingente ejército de profesionales y ciudadanos de a pié que están comprometidos y luchan día a día, de forma callada pero constante, para seguir sumando por el noble objetivo de reducir la siniestralidad a la mínima expresión, soñando noche tras noche con el noble objetivo de conseguir el objetivo utópico, pero alcanzable, de lograr el objetivo de cero accidentes. Porque es esta cultura y compromiso social la que no debe ni permitir, no tolerar un solo accidente, sabiendo que juntos podremos sumar esfuerzos preventivos en defensa de la salud y la vida en las carreteras. Reducir la mortalidad en un 12% es un logro insatisfecho, pero no olvidemos que disponemos de un año más de compromiso personal y social para seguir incrementando la seguridad, sobre todo de los más débiles, de nuestros niños y adolescentes.