Google+ Followers

viernes, 27 de septiembre de 2013

VI CURSO DE EDUCACIÓN Y SEGURIDAD VIAL (On line)


 “VI Curso de Educación y Seguridad Vial desde la perspectiva española, europea e internacional. Modelos educativos, recursos y buenas prácticas”, (On line, 3 créditos)

Organizan: DGT y Universidad de Salamanca.

Duración: del 22 de Octubre a 21 de Noviembre de 2013, ambos incluidos. Los días 21, 22 y 23 de Noviembre serán días de recuperación.

Segunda Semana Mundial de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial

La Segunda Semana Mundial de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial, que se celebrará del 6 al 12 de mayo de 2013, ofrece una oportunidad única para llamar la atención hacia la seguridad de los peatones. Esa semana contribuirá a generar intervenciones con relación a medidas que permitan aumentar la seguridad de los peatones y alcanzar el objetivo del Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020 para salvar cinco millones de vidas.

Objetivos para la Semana

La Semana pondrá de relieve la necesidad de garantizar la seguridad de los peatones, promoverá iniciativas relacionadas con las medidas que se ha demostrado que protegen a los peatones, y contribuirá al objetivo del Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020 de salvar 5 millones de vidas.

Objetivo a corto plazo: una semana sin víctimas de accidentes

En todo el mundo, más de 5000 peatones mueren cada semana en las carreteras. El objetivo a corto plazo de la Semana es evitar que haya siquiera un peatón que muera por accidente entre el 6 y el 12 de mayo de 2013.
Hay medidas relativamente sencillas que pueden adoptarse ya antes de la Semana para salvar vidas de peatones. Con el apoyo de expertos técnicos, se pueden poner en marcha las siguientes intervenciones en las comunidades con la esperanza de conseguir una Semana sin víctimas mortales:
  • sensibilizar a la población acerca de las leyes de tránsito sobre el exceso de velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol, las distracciones de conductores y caminantes, y los pasos de peatones;
  • intensificar la vigilancia del cumplimiento de las leyes de tránsito arriba mencionadas;
  • conseguir "resultados rápidos" de mejora de la infraestructura vial:
    • mejoras de la iluminación de las instalaciones utilizadas por los peatones;
    • eliminación de los objetos callejeros que obstaculizan las instalaciones utilizadas por los peatones;
    • mejoras de la seguridad de los trayectos hasta las escuelas y de las zonas escolares, incluida la puesta en marcha de programas de “autobuses escolares a pie";
    • mejoras de la visibilidad de los peatones, fomentando para ello el uso de material reflectante.

Objetivo a largo plazo: la seguridad peatonal

El objetivo último de la segunda Semana Mundial de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial es contribuir de forma significativa y duradera a una mayor seguridad de los peatones en todo el mundo.
Para ello se pueden tomar diversas medidas que se sabe que salvan vidas de peatones. Sin ánimo de exhaustividad, algunas de las medidas que podrían ponerse en práctica a largo plazo son las siguientes:
  • creación de cruces peatonales, aceras, pasos elevados, pasos subterráneos, medianas elevadas, y signos y señales de tráfico, y mejora de los existentes;
  • reducción de los límites de velocidad de los vehículos y, de no ser así, “atenuación” de las calles mediante badenes, bandas sonoras y chicanas;
  • elaboración de nuevas leyes de tránsito y vigilancia del cumplimiento de toda la legislación sobre el exceso de velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol, las distracciones de conductores y caminantes, y los pasos de peatones;
  • restricción o desviación de la circulación de vehículos en las zonas peatonales;
  • implantación de normas de seguridad para vehículos que protejan a los peatones, e imposición de su cumplimiento;
  • mejoras del diseño del transporte colectivo;
  • organización de sistemas de atención traumatológica y servicios de pronta rehabilitación, y mejora de los existentes;
  • formación teórica y práctica de todos los usuarios de las vías de tránsito y del público en general.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

I ESTUDIO DE SINIESTRALIDAD EN MOTOCICLETAS (Muatua Madrileña)

Con el objetivo de conocer y analizar los factores que intervienen en los accidentes

de motocicleta, la


Fundación Mutua Madrileña ha pedido al Área de Estudios


de la aseguradora un estudio sobre las tendencias de la siniestralidad y la gravedad

de las lesiones en los accidentes en los que se ven involucradas las motocicletas en

función de la culpabilidad del conductor, el sexo, la edad, la estacionalidad y el lugar de

residencia.

Para el desarrollo del estudio se han analizado los accidentes con y sin culpabilidad

del conductor de motocicletas tomando como base estadística la siniestralidad de una

parte de la cartera de Mutua Madrileña en los años 2006, 2007, 2008, 2009 y 2010.

Puesto que se pretende estudiar lo que habitualmente entendemos por “accidente”, se

han seleccionado siniestros del tipo: colisión, colisión múltiple, sin contrario y atropello.

Se han analizado un promedio de 15.207 pólizas de motocicletas con un total de 6.302

accidentes estudiados del tipo anteriormente indicado. Asimismo, se ha llevado a cabo

una validación de los resultados cuantitativos y de la identificación de las causas que

los originan con un grupo de tramitadores expertos en los siniestros de vehículos de

dos ruedas.

No se incluyen datos de ciclomotores.

El estudio, realizado bajo la supervisión del Catedrático D. Jesús Vegas Asensio,

se ha elaborado a partir de información estadística del
 

DataWarehouse de Mutua


Madrileña. Asimismo, se han utilizado también como fuente de información las cifras

del parque de motos en España en 2010 de la Dirección General de Tráfico (DGT) y el

censo por comunidades autónomas a 1 de enero de 2010, del Instituto Nacional de

Estadística (INE).

CONCLUSIONES:

Los conductores de moto son culpables solamente en el 25% de los
 
accidentes


en los que se ven implicados con otros vehículos. En este aspecto no
 
existen apenas diferencias en función del sexo del conductor.


Entre las causas de los accidentes en los que los motoristas son culpables,
 
destacan la
 
velocidad inadecuada y la falta de experiencia en el manejo de la
 
motocicleta.


Entre las causas de los accidentes no provocados por los motoristas, destacan los
 
registrados por
 
circulación en paralelo con otros vehículos, donde las motos no
 
suelen ser vistas debido al llamado “ángulo muerto” del espejo retrovisor,
 
alcances
 
traseros a las motos por parte de otros vehículos y distracción de los

conductores de otros vehículos.



Un 8% de los conductores de moto se ven implicados al menos en un
 
accidente al año con otro vehículo, frente a más de un 19% en el caso de los

turismos.


En el 72% de los accidentes de moto se producen heridos, mientras que en
 
los coches esta cifra es del 11 ,5%


Si bien el uso del casco está ampliamente extendido, cerca del 80% de los
 
motoristas circulan con deficiencias en el equipamiento
(ropa o calzado
inadecuado). Al igual que en la conducción de automóviles, los dos primeros años de
 
conducción de motocicletas son los que registran las mayores cifras de

siniestralidad.


Los jóvenes hasta 30 años son los conductores de motos que registran
 
mayores tasas de siniestralidad:
 
un 15% de los conductores de moto de entre 25 y
 
30 años se ven implicados en un accidente al año con otro vehículo.

Los meses con mayor tasa de accidentes de moto son junio, julio, octubre y
 
noviembre


Las comunidades autónomas donde se registran más accidentes de moto,
 en proporción al parque de motocicletas, son Galicia, Comunidad Valenciana,Cataluña, Andalucía y Baleares.