Google+ Followers

viernes, 29 de junio de 2012

100 IDEAS PARA VIAJAR EN VACACIONES


La Dirección General de Tráfico (DGT), nos brinda, nada más y nada menos, un cóctel de 100 variedades para poder disfrutar de las vacaciones sin sobresaltos viales y, por supuesto, sin accidentes. Una buena estrategia para ir pletóricos y para poder volver sin sobresaltos o problemas. Porque las vacaciones son para disfrutar. ¡Feliz viaje de ida y vuelta!
 http://www.revistatraficoyseguridadvial.es/boletines/boletin215-avance/boletin-avance.html?utm_source=MailingList&utm_medium=email&utm_campaign=Avance+Boletin+215

jueves, 28 de junio de 2012

APOSTANDO POR EL USO DE LA BICILCETA

EUROPA PRESS 27/06/2012
La Mesa y los portavoces de la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso se ha comprometido a estudiar la creación de un grupo de trabajo para modificar la vigente legislación en materia vial y fomentar así el uso de la bicicleta en las ciudades españolas, tras reunirse con la Coordinadora en Defensa de la Bici, 'ConBici' y otros colectivos.
Según han informado a Europa Press en fuentes parlamentarias, a esta reunión han asistido miembros de dicha plataforma, así como el presidente de la citada comisión parlamentaria, Pere Macias (CiU), así como la portavoz del PP, Concha Bravo; el diputado del PSOE Odón Elorza; el portavoz nacionalista catalán en la materia, Jordi Jané; Joan Baldoví de Compromís-Equo; así como Toni Cantó desde UPyD; o Ascensión de las Heras y Laia Ortiz desde la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA).
Así, se han comprometido a estudiar la creación de un grupo de trabajo interparlamentario, o bien una subcomisión dentro de la Comisión de Seguridad Vial, donde diputados de todos los grupos podrán reunirse con expertos y representantes de entidades relacionadas con la bicicleta, con el objetivo de impulsar el uso de este medio de transporte y dar a conocer sus ventajas, tanto desde el punto de vista d e la movilidad, como desde el ámbito del deporte o el ocio, adaptando el modelo europeo de movilidad sostenible.
Igualmente, apuestan por una reforma del Reglamento General de Circulación, cuya modificación está estudiando la Dirección General de Tráfico (DGT), porque consideran que dicha norma debe ajustarse a la creciente realidad en el uso de la bicicleta, tanto en las calles como en las carreteras.
Reflejar el 'boom' de la bicicleta
De igual forma, han planteado un cambio en la Ley de Seguridad Vial, que según afirma 'ConBici', se hizo pensando "en el ciclista deportivo" y no se ha cambiado en lo que respecta a la bicicleta desde 2003, estando a su juicio "obsoleta" en la actualidad, dado el 'boom' que se ha experimentado en España en los últimos años con este medio de transporte.
"Es por ello necesario que esta ley se iguale a las que existen en otros países europeos, para mejorar también la seguridad de los ciclistas y para promocionar el uso de la misma como medio de transporte y de ocio", recalca la plataforma.
En este sentido, pone de relieve que el actual Reglamento de Circulación se ve "asfixiado" por algunos puntos de la actual Ley de Seguridad Vial, que le "impiden" mejorar aunque quiera.
Con ello, quieren también que representantes de asociaciones ciclistas comparezcan ante la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, para tratar dichas modificaciones normativas, en aras de reducir la siniestralidad de los ciclistas, aumentar la seguridad activa, promocionar el uso de la bici, entre otros puntos.
'Consejo Estatal de la Bicicleta' y semana de movilidad
Además, han recogido propuestas del diputado socialista y de Laia Ortiz, sobre la creación de un órgano permanente de coordinación y debate, que incluya a todos los actores relacionados con la movilidad ciclista, denominado 'Consejo Estatal de la Bicicleta', que englobe a usuarios urbanos, cicloturistas, ciclodeportistas, asociaciones de ciclistas profesionales, entre otros agentes implicados.
A su vez, han promovido entre los diputados varias actividades en la semana europea de la movilidad, que tendrá lugar la semana del 17 de septiembre, como ir en bici desde la Puerta del Sol hasta el Congreso de los Diputados (apenas cinco minutos en bicicleta), una foto frente al Congreso con bicis, porque "ir al trabajo en bicicleta es normal".

LA DGT NOMBRA A LA JEFA DE LA UNIDAD DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA

Violeta MANSO PÉREZ, nombrada Jefa de la Unidad de Intevención Edutativa (UIE).
La Dirección General de Tráfico de España hace una apuesta de calidad para potenciar la Educación y la Formación Vial en todos los colectivos sociales, con especial atención a los más vulnerables.
Esta Unidad de Intervención Educativa, con sede en Salamanca, aglutinará a todos los expertos de la DGT, relacionados con la Educación Vial, que trabajan en Madrid, Salamanca y en las Jefaturas Provinciales de Tráfico.
Sin duda, una excelente noticia para la mejora de la Seguridad Vial, dsde la Educación y Formación Vial como pilares básicos de incidencia en la calidad de los usuarios de las vías y vehículos.
Violeta MANSO es Doctora en Filososfía y Ciencias de la Educación, Profesora de la Universiad de Salamanca y lleva como Asesora Técnica de la DGT, desde 1985.

sábado, 23 de junio de 2012

VELOCIDAD LIMITADA EN LAS CARRETERAS CONVENCIONALES



 M. Castaño, 24 de junio de 2012
Nada hay decidido y la salida a escena de los posibles nuevos cambios en el control de la velocidad, ya ha convulsionado a la sociedad aportando felicitaciones o alarmas, según los implicados o afectados.  Para el ministro del interior, la Directora General de Tráfico y las Asociaciones de Víctimas de Tráfico, parece una medida razonable que potenciará la seguridad vial y reducirá e número de accidentes y su gravedad. Lo que no queda tan claro, por lo manifestado y expuesto, es la línea argumental de este noble objetivo de seguridad al que ningún ciudadano sensato podrá negarse. Esta es una razón para considerar que los ciudadanos necesitamos más información y más argumentaciones fundamentadas para poder tomar posturas e implicaciones ante una medida tan importante como es la de tratar de reducir la siniestralidad vial en cualquiera de las vías por las que se circule.
En España estamos, nuevamente, ante un tsunami provocado por  las manifestaciones políticas de tratar de controlar (al alza o a la baja) los límites de velocidad, según el tipo de vía, el tramo de la vía u otras condiciones que puedan incidir en la seguridad.
Y como sucede de ordinario, ante temas que nos afectan a todos y de los cuales todo el mundo se considera experto, la sociedad se ha convulsionado y las opiniones o posturas surgen como hongos en un otoño lluvioso, tanto en los medios de comunicación como en las tertulias cotidianas. Lo lamentable es que el debate es muy superficial y poco está ayudando al objetivo. Porque es bueno que quien legisla trate de tomar medidas que considere y justifique como válidas para la mejora de la salud y del bien colectivo y que realmente persiguen el objetivo prioritario y no otros, posiblemente ocultos. Porque hay ciudadanos que son muy sensibles a estas tetras y máxime en los momentos de crisis donde los sentimientos y la cartera marcan pautas de interés prioritario.
Por razones de claridad y de información total, será bueno que nunca falte una sobredosis de argumentos, con base científica, que demuestren y muestren a los ciudadanos las bondades de controlar la velocidad, de ponerle límites al incremento o a la reducción, porque de lo contrario, se estará generando un debate acalorado y, en consecuencia poco reflexivo y constructivo, que llevará a una toma de decisiones, positivas o negativas, que poco contribuirán para la mejora de la seguridad vial pretendida y sí propiciarán el enfrentamiento o el rechazo de esta medida pretendida para el loable objetivo de reducir muertos y heridos.
En este sentido, no estaría nada mal, que, ante la ingente lluvia de posturas emanadas en los medios de comunicación, buscásemos información sobre el tema para poder contrastar opiniones y tratar de construir la nuestra, no de forma acelerada, pero sí con la velocidad adecuada para lograr el debido nivel de reflexión y argumentación de nuestro pensamiento, pues es posible que la velocidad a la que conducimos también la tenga que estar controlada nuestro cerebro y  no solamente por la Guardia Civil,  las señales y los radares.
Si el control de la velocidad ha de pasara por  la cabeza de cada conductor, por sus actitudes y comportamientos y en función a la densidad del tráfico, la calidad o estado de la vía, las condiciones climáticas, el estado del vehículo… Parece más que razonable que los límites han de venir impuestos por la necesidad de formar y educar  mucho mejor a quienes manejan los vehículos circulando por las diferentes vías, lo que reclamará la reforma para la mejora del sistema de formación de los conductores españoles. Y esto ya lo ha dejado caer María Segui en más de una ocasión. Pero es posible que a muchos de nosotros también nos desagrade esta propuesta, pese a ser uno de los pilares fundamentales para consolidar la Seguridad Vial.

LA VELOCIDAD CONTROLADA?

Manuel CASTAÑO PARDO, 24-06-12
 En España estamos, nuevamente, ante una nueva ola de tratar de controlar (al alza o a la baja) los límites de velocidad, según el tipo de vía, el tramo de la vía u otras condiciones que puedan incidir en la seguridad.
Siempre que ha sido tocado este tema, la sociedad se convulsiona y las opiniones o posturas surgen como hongos en un otoño lluvioso.
Y es bueno que quien legisla trate de tomar medidas que considere, y justifique, que son válidas y que realmente persiguen el objetivo prioritario y no otro, posiblemente oculto.
Creo que faltan argumentos con base científica que demuestren y muestren a los ciudadanos las bondades de controlar la velocidad, de ponerl límites al incremento o a a reducción, porque de lo contrario, se estará generando un debate acalorado y, en consecuencia poco reflexivo y constructivo, que llevará a una toma de decisiones, positivas o negativas, que poco contribuirán para la mejora de la seguridad vial pretendida.
Aporto el enlace con un cuadro de las velocidades establecidas e la actualidad por el  Regalemento, tratando de hacerles pensar un poco y ayudarles a reconocer que, como me sucede a mi, muchos de estos datos los había olvidado, pero sobre todo, que nos ayude a reflexionar, arguementar y decidir sobre las posibles bondades  que puede aportar la medida de reducir o incrementar la velocidad en determinadas carreteras. En este sentido, no estaría nada mal, que buscásemos información sobre el tema para contrastar opiniones y tratar de construir la nuestra, no de forma acelerada y si con la velocidad adecuada para lograr el debido nivel de reflexión y argumentación de nuestro pensamiento, pues es posible que la velocidad también la tenga que controlar nuestro cerebro y  no las señales de tráfico.
http://www.todotest.com/manual/manual.asp?t=5&p=2

martes, 5 de junio de 2012

LA SEGURIDAD VIAL SE TAMBALEA POR EL CONSUMO DE ALCOHOL


M. CASTAÑO, 4 DE JUNIO DE 2012.

En un país como España, bendecido con generosidad por el dios Baco que propicia caldos exquisitos, venerados y degustados por tantos y tantos feligreses, no resulta nada fácil concienciar a un sector de la población de que el mal consumo es nefasto para la salud y para la seguridad. Pero no por eso hay que rendirse y la DGT, consciente y constante,  trata de concienciar a los conductores, desde hace tres décadas, a través de sus campañas divulgativas. Podemos aportar una ráfaga fugaz sobre las ventajas e inconvenientes del alcohol, recurriendo a la colección literaria de frases relativas al líquido elemento relatadas por personajes célebres, los refranes, las sentencias, las canciones, los poemas y también en su connivencia y relación con la gastronomía, el amor, los elogios, el placer, la fiesta, el trabajo y de sus bondades a la hora de olvidar problemas y de matar penas, de favorecer el buen humor, de vencer la vergüenza o la timidez, de potenciar el machismo…  En unas y otras fuentes se relata, exalta o vitupera, con originalidad y agudeza, aquello que aporta y da con generosidad el vino y otros alcoholes. Y, de verdad, que algunos no perciben el riesgo del alcohol en la conducción, máxime cuando con tanta frecuencia y facilidad es exaltado por el refranero, por los poetas,  los políticos , los pintores, los escritores … y que la costumbre social lo hace fácil en el uso y en la proximidad cuando es un recurso frecuente  para mil variedades de brindis en las correspondientes celebraciones que, normalmente animan a beber, con la consabida frase de arriba, abajo, al centro y para dentro, en donde el que no bebe suele ser sancionado.
Está claro que la DGT  lo tiene muy difícil al intentar concienciarnos de que el alcohol y la conducción están totalmente reñidos y que combinarlos perjudica seriamente a la Seguridad Vial de quien bebe, pero sobre todo, de quienes tengan la desgracia de encontrarse con un conductor beodo.
Desde la década de los ochenta la DGT no ha cejado en el intento y, año tras año, ha diseñado e implementado campañas de concienciación iniciadas con el sempiterno mensaje  “Si bebes, no conduzcas” de Stevie Wonder. En años sucesivos, el cóctel de campañas contra el consumo de alcohol ha sido variado, pero siempre con el mismo objetivo. Y todos sabemos y recordamos que se recurrió a diferentes enfoques, reflejados en mensajes de extrema dureza o de proximidad, tales como: Te lo dice un amigo, la vida es el viaje más hermoso, la dura realidad de un accidente, no te la juegues a copas … Y también nos recuerda la hemeroteca que muchas de estas campañas fueron premiadas en certámenes internacionales de publicidad, que en su momento impactaron en los ciudadanos, pero que lamentablemente no se ha cumplido el objetivo total deseado, ya que todavía existe un buen grupo de conductores insensatos que mezclan la bebida alcohólica con el uso del volante y, además, que la sociedad sigue siendo demasiado permisiva con este grupo de conductores.
Por este motivo, desde la Estrategia de Seguridad Vial europea y española se sigue insistiendo para reducir el grupo de borrachos al volante, ya que el alcohol sigue estando presente en la sangre y en los pulmones de muchos conductores y este es uno de los factores claves para incrementar la siniestralidad. Por eso, la DGT sabe que todos los esfuerzos son pocos y reclama la responsabilidad compartida de todos los ciudadanos. En este sentido, no estaría mal que cada uno de nosotros etiquetase bien al borracho del grupo y que actuase en positivo y de forma activa, bien impidiendo que conduzca en ese estado, bien negándose a subir en un coche conducido por alguien que haya ingerido alcohol. Porque si todos nos sumamos a la campaña actual de que la carretera nos pide SIN es posible que comprendamos y valoremos que lo que se va e vino, se va en lágrimas y suspiros.