Google+ Followers

martes, 30 de noviembre de 2010

Década de la Seguridad Vial: 2011-2020

Parece ser, y resalto lo de parece, que ya pocos dudan de que la Seguridad Vial sea una importante inquietud mundial, social, económica y que está relacionada al desarrollo y a la salud pública. Tampoco pasa desapercibido que, además de causar un sufrimiento indecible, las lesiones y decesos a causa de accidentes de tráfico en todo el mundo suponen un costo financiero anual que asciende a cientos de miles de millones de euros. Es decir, que el tema de la Movilidad Segura no deja de estar en el candelero de la actualidad y en la preocupación de los organismos internacionales, europeos y nacionales. No obstante, cabe preguntarse si esta alarmante preocupación y realidad social de la que se habla, tiene indicios suficientes de ser llevada a la práctica. Porque una cosa es predicar (sobran reuniones, comisiones, declaraciones, planes, proyectos…) y otra muy distinta es dar trigo, lo que implica que esos planes sean: viables, ejecutables y evaluables.
Para refrescar un poco la memoria, este mes de noviembre nos evoca el primer aniversario de la Primera Conferencia Ministerial Mundial sobre Seguridad Vial, que se celebró en Moscú. La reunión culminó con la adopción de la Declaración de Moscú, que invitaba a la Asamblea General de la ONU para declarar una Década de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020. Fruto de aquellos barros han surgido otros lodos, y es así como la Asamblea General de la ONU, en su resolución 3 de marzo de 2010, puso de relieve la importancia de la Seguridad Vial para las Naciones y declaró la década 2011-2020, como Década de la Seguridad Vial.
Constantemente se viene resaltando que muchos de los accidentes son causados por factores que son conocidos y que pueden prevenirse: conducir a alta velocidad o bajo la influencia del alcohol; no utilizar el cinturón de seguridad, los asientos para niños o el casco; la falta de respeto hacia los usuarios vulnerables, entre ellos peatones y ciclistas, y una infraestructura vial insegura. La ONU dice saber cómo hacer frente a estos factores y que debemos achicar la brecha entre saber y hacer. Parece ser que para la ONU fijar los objetivos ayuda a motivar a la gente a llevar a cabo una acción. Lo que hace falta, pues, es pasar de la teoría a la práctica. Es decir, que los ayuntamientos (último eslabón de la ejecución) incorporen estas estrategias y estos objetivos en sus Planes Estratégicos de Seguridad Vial o Planes de Movilidad, como les quiera llamar. Porque lo importante no es el nombre o los votos que se piensan obtener, lo verdaderamente prioritario es la salud y la seguridad de los usuarios de las vías. Las instituciones nacionales, de las comunidades autónomas y de los municipios deben diseñar y aplicar políticas de Seguridad Vial de manera eficaz. Y una fórmula eficiente es concienciando e implicando en esos proyectos a la ciudadanía. Si los ciudadanos no ven el proyecto como suyo, si no se cuenta con ellos, si no se les pide opinión, jamás se comprometerán en el logro de los objetivos. Es así como la Seguridad Vial se percibirá como un bien social y personal que entre todos debemos conseguir. Es así como se siembra el germen de la responsabilidad compartida. Bien es cierto que España se ha presentado en Europa como un ejemplo de buenas prácticas a imitar, pero, ¿se imaginan lo que hubiese logrado si la implicación ciudadana en el Plan Nacional de Seguridad Vial 2004-2008 hubiese sido mayor?

domingo, 21 de noviembre de 2010

Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico. Hoy, domingo 21 de noviembre.

Cada vez que se habla de accidentes de tráfico, suele ser común denominador del parlante o escribiente, iniciarse con las cifras estadísticas, que si bien son de escándalo e inaceptables, aportan cierta dosis de cientificidad, pero que de nada sirven para recabar la sensibilidad, la reflexión y el compromiso de la sociedad y de las administraciones para potenciar el esfuerzo hacia la “visión cero” de los accidentes. El la muerte, el dolor y todas sus secuelas nos llegan de rebote. Pero somos duros de oído e insensibles: predíqueme usted fraile, que por un oído me entra y por el otro me sale que en el mundo los accidentes produzcan la muerte de cerca de 1,3 millones de personas y daños o alguna incapacidad en otros 50 millones.

La sordera personal, administrativa y social sigue siendo crónica, pese a la reincidencia del martilleo diario de los accidentes. Pese a la gravead de sus secuelas, pues como reafirma Francisco Canes (presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes, DIA): “cuando hay un accidente existen pocas formas de resarcir a las víctimas y a las familias que también son víctimas directas del siniestro”. Es imposible volver a la vida a un ser querido. En muchas ocasiones las lesiones son irreversibles, los perjuicios económicos y morales son evidentes…, por lo que sólo queda darle el valor de la justicia, el monetario (las penas con pan son menores), el apoyo y la comprensión ante la pérdida humana, porque compartir el dolor y la pena es una terapia solidaria y porque todos nosotros estamos en la lista de ser posibles accidentados.

En este sentido, llevan razón estas Asociaciones clamando al cielo para que la justicia condene penalmente a quienes ponen en peligro temerariamente la vida de los demás y que las indemnizaciones deben ajustarse a la realidad económica y a la verdadera dimensión de la pérdida sufrida.

En octubre de 2005, la Asamblea General de las Naciones Unidas, con el apoyo de la OMS, adoptó una resolución que instaba a los gobiernos a declarar el tercer domingo de noviembre como Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico, con el objetivo de ofrecer reconocimiento a las víctimas de accidentes y a la difícil situación de los familiares frente a las consecuencias emocionales y prácticas. El tercer domingo fue anteayer y se ha podido ver la transcendencia en las personas, en nuestra ciudad y en la sociedad. ¡Pasotismo puro y duro!

Frente a este tipo de actitudes para Stop Accidentes, es importante reiterar que no están “conformes con la euforia de las estadísticas que señalan que ‘han bajado los muertos’, porque detrás de esos fríos números, ven la realidad del dolor, ven a personas que han roto para siempre sus ilusiones y proyectos de vida. Los muertos no restan, se suman año tras año a este dolor que no cesa”. Por eso, todos nos debemos implicarnos para prevenir y evitar los comportamientos peligrosos en carretera y para promover buenas prácticas relacionadas con el casco, el alcohol, la velocidad y el cinturón de seguridad. Mientras tanto, La soledad y el dolor acompañarán a las víctimas y nosotros seguiremos pasando y pensando que nunca seremos víctimas de un accidente, porque eso, sencillamente, le pasa a los otros. ¡Que Dios nos pille confesados!

jueves, 18 de noviembre de 2010

DÍA MUNDIAL DE LOS ACCIDENTES DE TRÁFICO. 21-11-2010

La OMS ha fijado el tercer domingo de noviembre para recordar a las víctimas. Los accidentes de tráfico, que se producen en las carreteras, siguen registrando cifras muy altas de fallecidos y heridos: más de 3.000 personas pierden la vida en accidentes de tráfico al día y 1,3 millones, al año. Unos datos que este domingo cobran importancia en el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico. Se trata de la principal causa de muerte de jóvenes de entre 15 y 29 años.
No solamente está presente el recuerdo de las víctimas y de los heridos, además es importante que estemos al lado de los familiares de esas víctimas, las cuales soportan el dolor, los efectos psicológicos, económicos y la imcomprensión de la mayor parte de la sociedad. Hacer todo lo posible por mejorar los comportamientos como peatones, viajeros y conductores, será la mejor manera de ayudarles y ayudarnos para incrementar la Seguridad Vial.

.
La OMS y el Grupo de colaboración de las Naciones Unidas para la seguridad vial alientan a los gobiernos y las organizaciones no gubernamentales de todo el mundo a conmemorar ese día con el fin de atraer la atención pública hacia los accidentes de tráfico, sus consecuencias y costes, y las medidas que pueden adoptarse para prevenirlos.

jueves, 11 de noviembre de 2010

DECLARACIÓN DE BUENOS AIRES II CONGRESO IBERO-AMERICANO DE SEGURIDAD VIAL OCTUBRE DE 2010

Convocados por la Agencia Nacional de Seguridad Vial del Ministerio del Interior de la República Argentina, el Instituto Vial Iberoamericano, la Asociación Argentina de Carreteras, la Dirección General de Trafico de España, la Organización Panamericana de la Salud, la Dirección Nacional de Vialidad, la Gendarmería Nacional, Consejo Vial Federal, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, al II Congreso Iberoamericano de Seguridad Vial, en Buenos Aires, los congresistas del mismo: Responsables de Transito y Seguridad Vial de Iberoamérica, Administraciones de Carreteras de la Región, Representantes de Organismos Internacionales, Federación Iberoamericana de Asociaciones de víctimas contra la violencia vial, ONG`S y Asociaciones de Víctimas, expertos internacionales, expositores, ponentes y profesionales comprometidos con la Seguridad Vial:

PONEN DE MANIFIESTO:

Que la seguridad vial debe ser una prioridad política, e inspirarse en los siguientes principios:

• La movilidad segura es un derecho de todos los ciudadanos que las autoridades públicas deben garantizar de forma razonable.

• La seguridad vial tiene prioridad sobre cualquier otra consideración en el diseño, organización y gestión de los desplazamientos, las infraestructuras y los vehículos.

• La seguridad vial es una política transversal que integra políticas de autoridad, salud, educación infraestructuras y transporte.

• La formación, la educación y la sensibilización son elementos importantes en las políticas de seguridad vial a medio y largo plazo.

• La prevención es prioritaria y debe inspirar la adopción de medidas multisectoriales en materia de seguridad vial.

• Las medidas disuasorias son necesarias para garantizar el cumplimiento de las normas.

Que para un correcto desempeño de esta política es indispensable la existencia de un organismo que ejerza de Agencia Líder que:

• Sea la imagen del compromiso político del gobierno de la nación.

• Planifique y programe las estrategias de seguridad vial de todos los sectores implicados.

• Coordine las actuaciones de todas las administraciones con competencias a nivel central, regional y local.

• Promueva los cambios normativos en línea con las necesidades de gestión de la seguridad vial.

• Disponga de los recursos humanos y económicos necesarios para llevar adelante o impulsar las políticas.

Que la seguridad vial es un sistema integral que precisa de la participación de todos los ciudadanos.

• La integración de la ciudadanía, organismos públicos y privados, entidades y asociaciones en los órganos de participación y asesoramiento son básicos para que la sociedad se sienta partícipe y responsable de las políticas que se adopten.

• Las asociaciones de víctimas, son esenciales en el debate de la seguridad vial para despertar la conciencia de todos los ciudadanos.

• La implicación de los medios de comunicación es fundamental para conseguir que los ciudadanos consideren la seguridad vial como una cuestión de máximo interés.


Que en el último año se han realizado, entre otras las siguientes declaraciones y propuestas:

• La Asamblea General de la ONU en su resolución 3 de marzo de 2010 puso de relieve la importancia de la seguridad vial para las Naciones, declaró la década 2011-2020, como “Década de la Seguridad Vial”.
• El Informe de la Organización Panamericana de la Salud sobre el Estado de la Seguridad Vial en la Región de las Américas, año 2010 recomienda abordar los factores de riesgo vinculados con las lesiones y muertes por tránsito, velocidad, alcohol, cinturón, casco y asientos de seguridad de niños; realizar campañas de concientización y mejorar la recolección de datos.
• El IX Encuentro Iberoamericano de Responsables de Tránsito y Seguridad Vial, realizado en Montevideo, Uruguay en mayo de 2010, donde se acordó continuar la puesta en práctica en todos los países de la “Recomendación sobre aplicación de las normas de seguridad vial” de Santiago de Chile de 2009, la creación del Observatorio Iberoamericano de Seguridad Vial y la aprobación de la Carta Iberoamericana sobre Licencias de Conducir.
• Los Jefes de Estado y de Gobierno en la XIX Cumbre Iberoamericana celebrada en Lisboa, Portugal en noviembre de 2009 reconocieron las conclusiones del VIII Encuentro de Responsables de Tránsito y Seguridad Vial.
• El Parlamento del MERCOSUR en su II Encuentro de Seguridad Vial celebrado en Porto Belo, Brasil en julio de 2009 propuso establecer una licencia única de conducir con criterios comunes para su expedición y tenencia.
• Las Asociaciones de Victimas de Tránsito de Iberoamérica reunidas en Medellín, Colombia en febrero de 2010 fundaron la Federación Iberoamericana de Asociaciones de Víctimas contra la Violencia Vial, con el compromiso de generar un espacio fundamental para participación de familiares, amigos de las víctimas del tránsito.

ACUERDAN

1. Instar a los países iberoamericanos al establecimiento de una Política de Estado en materia de Seguridad Vial, permanente y sostenida, con la involucramiento de la sociedad en su conjunto.
2. Proponer un objetivo común para la región de reducción de la siniestralidad por hechos de tránsito del 50% para el decenio 2011 - 2020.
3. Establecer lineamientos de trabajo comunes, sobre la base de la cooperación técnica y normativa, en materia de investigación, educación, prevención, control y sanción en Seguridad Vial.
4. Incluir en próximos encuentros el debate sobre la importancia de la Justicia, en virtud a que la prevención sólo será eficaz con controles permanentes y sanciones efectivas (solicitud de las asociaciones de víctimas presentes en el congreso).
5. Presentar esta Declaración de Buenos Aires a las autoridades de los Encuentros Iberoamericanos de Responsables de Tránsito y Seguridad Vial y a organismos internacionales. Dar traslado de la misma a la Secretaría General de Iberoamérica SEGIB, manifestando a su vez, el apoyo al II Encuentro Iberoamericano de Seguridad Vial EISEVI, a realizarse en México en 2011.

Buenos Aires, 22 Octubre de 2010


martes, 9 de noviembre de 2010

Repunte esperado y rebotes

Lamentablemente, parece ser que el plan estrella de la DGT, basado en el carné por puntos y las reformas del Código Penal, las medidas represivas, penales y reeducadoras están cayendo como lo hacen las hojas en otoño, pues el dato de que en septiembre y octubre hubo un 9% y un 14% más de víctimas mortales ha roto una tendencia positiva que se mantuvo en los últimos tres años.

En este sentido, el señor Zambrana (subsecretario de Interior) ha declarado que el Ministerio y la DGT son los primeros preocupados, porque se ha producido un "cierto rebote, no excesivo" y el aumento de fallecidos "no es cuantitativamente importante".

Pero, pese a este reconocimiento, lo cierto es que el malestar se va generalizando y las alarmas han saltado dentro de los grupos más sensibles y afectados de la sociedad. Varias asociaciones y federaciones del sector han reaccionado, y han pedido, con meridiana claridad y rotundidad a la Dirección General de Tráfico (DGT) que "deje de vivir de los réditos del pasado" y "actúe de forma inmediata y urgente".

Para resumirles las posturas más rebotadas, demostrando que sí es preocupante el nivel cuantitativo y cualitativo de los accidentes, entresaco algunas manifestaciones recientes, postuladas, porque cuando el río suena…, cuando las barbas de tu vecino veas cortar… ¡Ya me entienden todos ustedes!

Así, MarioArnaldo -presidente de Automovilistas Europeos Asociados- , ha indicado la tendencia que ya se esperaba, como había ocurrido en otros países europeos: que el aumento de accidentes de tráfico "viene anunciándose desde hace dos años, denunciando la falta de medidas ante este "cambio de tendencia".

De igual modo, TomásSantaCecilia -director de Seguridad Vial del Real Automóvil Club de España (RACE)- insiste en la bondad de reconocer los hechos, que "no podemos reducir la siniestralidad acordándonos de las buenas cifras de otros años y que no son buenos los mensajes demasiado centrados en el triunfalismo".

Por su parte, NuriaAlonso -la portavoz del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA)- ha criticado la "pasividad" y "relajación" de Tráfico. "La DGT cree que ha cumplido lo que tenía pactado hacer en esta legislatura, que ha cumplido el objetivo".

En esta misma línea se manifiestan las asociaciones de las víctimas. FranciscoCanes -presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes (DIA)- considera que es un desastre tener tantos muertos en el puente de Todos los Santos y que están muy preocupados por el aumento de la siniestralidad en estos últimos meses.

Pues bien, frente a este rebote de tendencia, dolido por las manifestaciones reivindicativas, el señor PeraNavarro (DGT) también se ha rebotado y ha afirmado que hay que "huir de buscar culpables" y ha recordado que "la Seguridad Vial es un sistema integral integrado en que todos los agentes sociales tienen su función". Así, ha respondido a las asociaciones que han criticado la actuación de la DGT y que "tendrían que preguntarse qué han hecho o qué pueden hacer ellos por la Seguridad Vial". Cuando las estadísticas eran favorables no solía compartir las mieles y laureles. Estas asociaciones han surgido porque hay alguien que no está haciendo bien sus deberes y son necesarias para mantener la voz de alerta.

Por nuestra parte, también nos hemos rebotado porque seguimos defendiendo la responsabilidad social compartida, los enfoques sistémicos y globales de intervención eficaz en favor de la Seguridad Vial: medidas informativas, formativas, educativas, de vigilancia y control y de sanción para los infractores, así como mejorar la red viaria, la señalización…

La sociedad no puede tolerar pasivamente estos rebotes, no puede esperar a que se confirmen las tendencias anunciadas. Los representantes sociales deben esforzarse por algo más que rebajar estadísticas, porque las víctimas y sus familiares no pueden ser conformistas a la espera de que el Plan de Seguridad Vial del año que viene apunte nuevas alternativas. La Seguridad Vial reclama intervenciones previas al carné por puntos y a la sanción, medidas preventivas que fundamenten el futuro vial. ¡Menos rebotes y más derroche de trabajo e imaginación!

martes, 2 de noviembre de 2010

INFORME DE ACCIDENTALIDAD DE LA ASOCIACIÓN ESTATAL DE VÍCTIMAS DE ACCIDENTES (DIA)

Esta Asociación presenta y justifica la preocupación y alarma que muchos estamos dejando sentir, sobre la cuestionada bajada de los accidentes (muertos y heridos), ante la cual la Dirección General de Tráfico, argumenta que hay que ver el todo y no solamente las partes. Lo cierto es que desde el final del verano, la tendencia es al alza y nada se está haciendo para contrarrestarla. ¡Un solo muerto justificaría todo tipo de acciones! No solamente consiste en reducir las encuestas (se traducen en números y no en personas), también hay que pensar en las secuelas que restan para siempre sobre los accidentados y sus familiares. ¡Todo esfuerzo es poco, se trata de personas y no de números!